Público
Público

"No ha aumentado el número de gliomas"

Ricardo Díez, coordinador de Neurooncología de la Clínica Universitaria de Navarra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

1

¿Cómo interpreta la nueva clasificación de los móviles de la IARC?

Lo que dice la Organización Mundial de la Salud es que los datos sugieren que las ondas electromagnéticas emitidas por los móviles pueden causar cáncer en animales, pero que los efectos en humanos son muy pequeños y discutibles. Dice también que las posibilidades de una relación causal están ahí, sobre todo según aumenta el uso de móviles.

2

¿Ha aumentado la incidencia de gliomas?

No. Ni en EEUU ni en Europa, según se demuestra en los registros de los países nórdicos, que son muy minuciosos.

3

Y este dato, ¿no descartaría que los móviles puedan causar cáncer?

Lo descarta como un elemento significativo. Está claro que, pase lo que pase, esto no va a ser como el tabaco, ya que, en cuanto se estudió su relación con el cáncer de pulmón, esta se determinó con claridad. Pero no se puede descartar que dentro de diez años haya un aumento en la gente que ha empezado a usar el móvil muy joven, porque hay que tener en cuenta que los elementos cancerígenos producen los tumores en mucho tiempo.

4

¿Le parece bien que la IARC haya comunicado un riesgo que sólo es posible?

Creo que se quieren cubrir las espaldas y que se siga vigilando. Está claro que ahora mismo no es un problema, pero debe vigilarse. Esto se ha convertido en noticia porque el móvil es algo que nos preocupa a todos, y será una información que habrá que reevaluar y ajustar con los años. Y es lo que ha dicho la OMS, no ha dicho otra cosa: que es posible que el móvil sea cancerígeno. Por lo tanto, no me parece mal lo que ha hecho la agencia, lo ha colocado en una categoría razonable. Lo que hay que hacer es interpretarlo correctamente. En ningún caso se justifica el alarmismo.

5

¿Preocupa el uso de móvil a los expertos en tumores cerebrales? ¿Suele preguntar sobre su uso a sus pacientes?

No. Aceptamos los tumores cerebrales como de origen desconocido.