Público
Público

Nokia se casa con Microsoft para recuperar su trozo de pastel

El acuerdo va más allá de integrar Windows en sus móviles y supone una estrategia conjunta en tecnología, software y servicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya es oficial. El acuerdo entre Nokia y Microsoft se ha sellado con un coluroso apretón de manos entre los presidentes ejecutivos de ambas compañías. Después de días de rumores y comentarios, Stephen Elop de Nokia y Steve Ballmer de Microsoft han comparecido en público en Londres para anunciar que ambas empresas colaborarán unidas en el terreno de la telefonía móvil.

Desde diferentes fuentes se venía apuntando desde hace varios días que Nokia adaptaría el sistema operativo para móviles de Microsoft, Windows Phone 7, como una solución para volver a recuperar la cuota de mercado que ha perdido frente a los nuevos actores en el mundo de la telefonía móvil, Android de Google y iPhone de Apple. Nokia necesitaba centrarse en un objetivo y atender a la llamada del mercado estadounidense.

Pero el acuerdo alcanzado entre la finlandesa y los de Redmond va mucho más allá de simplemente adoptar un sistema operativo común. Aunque es seguro que los próximos móviles inteligentes de Nokia incorporarán Windows Phone, el acuerdo se centra en términos estratégicos muchos más amplios para ambas compañías.

Nokia ha liderado durante años el mercado de los teléfonos móviles y tiene los conocimientos en la fabricación de buenos productos de hardware. Las máquinas de Nokia han estado años apareciendo en las listas de los equipos más valorados por los usuarios y siempre han sido reconocidos como de buena construcción, con batería durable y las mejores cámaras digitales. Y Microsoft ofrece un sistema de software renovado, al que aún le queda mucho camino por recorrer, pero que ha llegado al mercado para enfrentarse con los móviles iPhone y Android. Cada una aporta su mejor baza en un acuerdo que va más allá de las máquinas.

'Juntos ofreceremos a los consumidores una nueva experiencia, con un hardware estelar, software innovador y grandes servicios', fueron las palabras con las que sellaron el acuerdo. Y la palabra 'servicios' es la clave. De este modo, la unión de las dos compañías en este terreno supone también la integración de los servicios que vienen ofreciendo en el campo de la telefonía. Así, la tienda de aplicaciones OVI de Nokia pasará a formar parte de los contenidos del Marketplace de Windows.

Lo que Nokia y Microsoft han anunciado son sus planes para crear una 'amplia alianza estratégica' que podría aprovechar los puntos fuertes y la experiencia de ambas partes para crear 'un nuevo ecosistema móvil mundial'. Cada compañía se centrará ahora en sus capacidades clave, por lo que no pasará mucho tiempo hasta que podamos ver las primeras soluciones conjuntas.

Cuando Nokia adopte Windows Phone como su principal sistema para smartphones realizará innovaciones en esta plataforma como, por ejemplo, la imagen, en donde la finlandesa se mueve con soltura. La compañía de móviles aportará su experiencia en el diseño de hardware y el soporte a varios idiomas para comercializar Windows Phone en una mayor gama de precios, en más segmentos de mercado y en más países a los que llegaba Microsoft por sí solo.

Ambas empresas ya no viajarán por separado en el mercado, ahora podrán colaborar estrechamente en iniciativas conjuntas de marketing y en trazar proyectos de desarrollo compartidos. Bing se convertirá en el principal servicio de búsqueda en los dispositivos y servicios de Nokia y adCenter de Microsoft se convertirá también en la herramienta básica de servicios de publicidad. Y Nokia Mapas se convertirá en una parte esencial de los servicios de mapas de Microsoft.

'En estos momentos, los desarrolladores, los operadores y los consumidores desean unos productos móviles más atractivos', afirmó el presidente de Nokia, Stephen Elop, que hace unos días aseguraba que su compañía se encontraba en un momento muy delicado.

El jefazo de Nokia también ha aprovechado la conferencia de prensa para señalar que este acuerdo no supondrá el abandono de sus sistemas Meego ni Symbian. La compañía continua trabajando en ellos y para finales de este año esperan presentar algún terminal con estos sistemas.

Sin embargo, la estructura de la compañía cambiará y se dividirá en dos departamentos principales: Smart Devices y Mobile Phones. Algunos ejecutivos ya han sido sustituidos por otros para reforzar la nueva estrategia y se llevará a cabo una reducción de plantilla en los próximos meses.