Público
Público

Los océanos corren el riesgo de sufrir una extinción masiva

La Humanidad está creando las condiciones que precedieron a las grandes aniquilaciones del pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los mares del mundo van camino de convertirse en océanos muertos. La acción del hombre, en especial el aceleramiento del cambio climático, está generando las condiciones previas que ya se vivieron en las grandes extinciones del pasado. Según un amplio panel de expertos, el margen de maniobra se estrecha y sólo la toma de medidas urgentes podría salvar la vida marina de la extinción.

Los resultados de un panel de 27 expertos de 18 organizaciones reunido en la Universidad de Oxford en abril  y publicados esta semana advierten de que los océanos del mundo están en riesgo de entrar en una fase de extinción de las especies marinas sin precedentes en la historia de la Humanidad. Las conclusiones, aún preliminares, forman parte de un amplio estudio que impulsan el Programa Internacional sobre el Estado  de los Océanos (IPSO), la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) y la Comisión Mundial de Áreas Protegidas (WCPA). El informe preliminar señala cinco culpables principales como son la polución, la acidificación de las aguas, el aumento de su temperatura, la sobrepesca y la hipoxia o disminución de la cantidad de oxígeno. Todos tiene algo en común: son causados por el hombre.

Para los científicos, la combinación de estos agentes de estrés están creando las condiciones asociadas con las cincos grandes extinciones masivas previas que ha vivido la larga historia de la Tierra. 'Los resultados son impactantes. Al estudiar el efecto acumulado de lo que la Humanidad le está haciendo a los océanos, las consecuencias son mucho mayores de lo que habíamos calculado por separado', explica el director científico de IPSO, el profesor del departamento de Zoología de la Universidad de Oxford Alex Rogers. 'Se trata de una situación muy seria que exige una actuación clara a todos los niveles. Estamos viendo las consecuencias para la humanidad que tendrán un impacto ya en nuestras vidas, y peor aún, en la de nuestros hijos y las futuras generaciones', añade. Si no se hace nada, los expertos sostienen que la extinción masiva será inevitable.

Otras de las conclusiones del informe agravan el problema. Así, la velocidad y el ritmo de degeneración de los océanos es mayor de lo que se había calculado hasta ahora. Además, varios de los impactos negativos tienen un papel destructivo mayor de lo previsto, como el de la sobrepesca o la llega de excesivos nutrientes procedentes de la agricultura a los mares.

Tras revisar los datos disponibles sobre la salud de los mares, el panel destaca que el descenso de los niveles de oxígeno (o su ausencia total, apoxia) combinada con el calentamiento del océano y su acidificación son factores que, combinados, han estado presentes en varias de las extinciones masivas del pasado. Así, por ejemplo, la ratio de carbono que está siendo absorbido por el mar ya supera a la de la última gran extinción marina, hace 55 millones de años, cuando la mitad de las especies desaparecieron.

Para intentar escapar del desastre, los expertos recomiendan que se establezca un claro y efectivo Gobierno del mar abierto, la reducción de las cantidades de pesca y establecer un amplio sistema de áreas protegidas.