Publicado: 18.08.2015 12:15 |Actualizado: 18.08.2015 12:15

Ocho nuevas galaxias enanas en el vecindario de la Vía Láctea

Científicos del Dark Energy Survey han descubierto ocho objetos celestes débiles flotando cerca de la Vía Láctea. El equipo afirma que "son probables galaxias enanas satélites, la forma más pequeña conocida de galaxia con menos de 1.000 estrellas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Foto: DARK ENERGY SURVEY COLABORACIÓN

Foto: DARK ENERGY SURVEY COLABORACIÓN

MADRID.- Científicos del Dark Energy Survey, utilizando una de las cámaras digitales más poderosas del mundo, han descubierto ocho objetos celestes débiles flotando cerca de la Vía Láctea.
   

Los signos indican que, al igual que los objetos encontrados por el mismo equipo a
principios de este año, son probables galaxias enanas satélites, la forma más pequeña conocida de galaxia.

Las galaxias satélite son pequeños objetos celestes que orbitan las galaxias más grandes, como la Vía Láctea. Estos objetos se pueden encontrar con menos de 1.000 estrellas, a diferencia de una de tamaño medio que contiene miles de millones.



Los científicos han predicho que las galaxias más grandes se construyen a partir de las galaxias más pequeñas, que se cree que son especialmente ricas en materia oscura, la sustancia que constituye alrededor del 25% del total de materia y energía en el universo. Por lo tanto, las galaxias enanas satélites se consideran clave para entender la materia oscura y el proceso por el cual se forman las galaxias más grandes.

El objetivo principal del Dark Energy Survey (DES) es entender mejor la naturaleza de la energía oscura, la materia misteriosa que constituye alrededor del 70% de la materia y la energía en el universo. Los científicos creen que la energía oscura es la clave para entender por qué se está acelerando la expansión del universo. Para llevar a cabo su misión de la energía oscura, DES toma instantáneas de cientos de millones de galaxias distantes.

Sin embargo, algunas de las imágenes DES también contienen estrellas en las galaxias enanas mucho más cerca de la Vía Láctea. Por tanto, los mismos datos se pueden utilizar para investigar tanto la energía oscura, que los científicos creen que impulsan aparate a las galaxias, y la materia oscura, que se cree que las mantiene unidas.

Galaxias escondidas en el vecindario

Según han explicado los científicos, sólo se pueden ver las galaxias enanas más débiles cuando están cerca, y que antes sólo habían encontrado algunas. Si estos nuevos descubrimientos son representativos de todo el cielo, podría haber muchas más galaxias que se esconden en el vecindario cósmico de la Vía Láctea.

"Sólo este año, más de 20 de estos candidatos de galaxias enanas satélite fueron vistas, 17 de las cuales se encuentran en datos de la Encuesta de Energía Oscura", ha indicado Álex Drlica-Wagner del Fermi National Accelerator Laboratory. "Hemos casi duplicado el número de estos objetos que conocemos en sólo un año, lo que es notable", ha destacado.

La mayoría de los objetos recientemente descubiertos se encuentran en la mitad sur del área de estudio DES, en las proximidades de la Gran Nube de Magallanes y la Pequeña Nube de Magallanes. Estas son las dos galaxias satélites más grandes asociados a la Vía Láctea, a unos 158.000 años luz y 208.000 años luz de distancia, respectivamente. Es posible que muchos de estos nuevos objetos puedan ser galaxias satélite de otras más grandes, lo que sería un descubrimiento por sí mismo.

"Ese resultado sería fascinante", ha declarado Risa Wechsler del SLAC National Accelerator Laboratory. En este sentido, ha explicado que "los satélites de los satélites se predicen por los modelos de materia oscura"."O estamos viendo estos tipos de sistemas, por primera vez, o hay algo que no entendemos acerca de cómo estas galaxias satélites se distribuyen en el cielo", ha reconocido.

Puesto que se cree que las galaxias enanas están hechas principalmente de materia oscura, con muy pocas estrellas, son blancos excelentes para explorar las propiedades de este elemento. Para los expertos, será un análisis más detallado lo que confirme si estos nuevos objetos son en realidad galaxias enanas satélites y si se pueden detectar en ellos las señales de materia oscura.