Público
Público

La OMS aborda hoy la censura del 'supervirus' H5N1

Las publicación de datos se discutirá "a puerta cerrada"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ginebra acoge hoy una esperada reunión que intentará resolver el mayor caso de censura científica de los últimos años. Se trata de la retención de dos estudios que generaron una variante de la gripe aviar H5N1 contagiosa entre mamíferos. La creación de ese patógeno en dos laboratorios ha suscitado una gran polémica, ya que, según un panel de científicos del Gobierno de EEUU, podría ser usada por terroristas para provocar una pandemia. Esgrimiendo ese riesgo, las dos revistas científicas más prestigiosas del mundo, Science y Nature, frenaron la publicación de los trabajos a petición del NSABB, el panel de expertos en bioseguridad que asesora a Washington. Los autores de los estudios y muchos otros expertos en gripe aviar condenaron la censura, que priva a la comunidad internacional de unos datos muy valiosos para conocer mejor el virus y desarrollar vacunas contra él.

Hoy jueves y mañana viernes, 22 expertos se reúnen en la sede de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para tratar el tema. Entre ellos están Ron Fouchier y Yoshihiro Kawaoka, que realizaron los dos estudios censurados en laboratorios de Europa y EEUU, respectivamente. Sus trabajos indicaban que, con unas pocas mutaciones, la gripe aviar H5N1 logra transmitirse entre hurones, uno de los animales más usados para estudiar la enfermedad en humanos. Nadie sabe si estavariante es contagiosa en personas y el estudio de la nueva cepa ha quedado suspendido durante dos meses para favorecer el debate sobre cómo actuar. Al encuentro también asisten representantes del NSABB, que recomendaron la retención de los trabajos por miedo a que el virus escapase del laboratorio o fuese replicado por terroristas. Los editores de Science y Nature, que aceptaron la petición, también estarán presentes.

Un enorme secreto envuelve el encuentro. Los asistentes se reunirán 'a puerta cerrada' y no existe ningún programa ni orden del día público, según confirmó ayer un portavoz de la OMS a este diario. Este 'primer encuentro técnico' será presidido por Keiji Fukuda, director adjun-to de la agencia sanitaria de Naciones Unidas. Fukuda quiere arrancar a los asistentes un acuerdo sobre cómo y cuándo publicar los trabajos y quién debe tener acceso a ellos. El NSABB recomendó que se publicasen mutilados, sin los detalles que permiten replicar el virus. Sus oponentes dicen que esa información es clave para investigadores y laboratorios de vacunas de todo el mundo, es decir, hay tanta gente que debería tener acceso a los datos que es inútil hacer una lista.

'Es importante que la investigación con estos virus continúe', explicó Fukuda a Reuters. 'La cuestión no es si seguir adelante con estos estudios, sino bajo qué condiciones debemos hacerlo sin generar miedo y riesgos deforma innecesaria', añadió.

El alcance del acuerdo en Ginebra ya se está poniendo en entredicho desde las filas del NSABB. Michael Osterholm, experto en gripe y miembro del panel, cree que 'esta reunión no va a resolver nada'. 'Es un asunto complicado y requiere muchas aportaciones de la comunidad internacional', explicó a Reuters.