Público
Público

Pariendo (¿bromas?) en Street View

El servicio de imágenes de la calles que ofrece Google en Internet se llena de rarezas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Google Street View, el servicio de fotografías de las calles de muchas ciudades que ofrece el buscador en Internet, continúa revelando algunas sorpresas.

Ahora, una fotografía supuestamente tomada por los coches de Google, en el barrio berlinés de Wilmersdorf, muestra a una mujer tumbada sobre una toalla en la acera mientras da a luz ayudada por otras dos personas. Una agarra la cabeza de la mujer, mientra la otra sujeta al bebé recién nacido. En la imagen, además, puede verse un coche mal aparcado y con la puerta abierta y un transeúnte que observa la escena desde más lejos. La imagen recrea efectivamente una parte de la calle Hubertusallee, pero en los comentarios de numerosos blogs en internet los usuarios especulan sobre si se trata de una imagen real o podría tratarse de una broma.

Un lector alemán ha escrito en la web Gizmodo: 'Existe un hospital en esa misma calle y ahí no tienen conocimiento de un nacimiento ahí'. Además, añade que 'la casa de en frente es una agencia de publicidad y no saben nada de un nacimiento frente a su puerta'. Nadie se ha atribuido todavía la responsabilidad de la imagen, que Google ha reemplazado con una nueva fotografía de la calle, donde ahora aparece la misma casa, pero con la fachada difuminada.

Aunque en esta ocasión parece demasiado evidente que se trata de un 'fake', esta imagen es el último ejemplo de una serie de acontecimientos extraños que se han capturado (o no) en Street View. A principios de esta semana, se descubrió una misteriosa imagen de un hombre desnudo saliendo del maletero de un coche frente al garaje de una casa en Mannheim, al sudoeste de Alemania.

En verano, se reveló también una fotografía de lo que parecía ser una estudiante muerta, tendida en una carretera en Worcester, Reino Unido. Después se supo que era una niña de diez años que estaba jugando a hacerse la muerta con sus amigos. El polémico servicio de Google, al que desde diferentes países se le solicita que sea más celoso con la intimidad de las personas, se ha visto obligado a retirar varias imágenes explícitas. En Brasil los coches de Google habían capturado una serie de imágenes de cadáveres tirados en la carretera, muertos tras un tiroteo.

Otros han decidido convertir esta pasión por encontrar rarezas (reales o no) en Google en un proyecto pseudo-artístico en Internet. Y no les va mal a juzgar por la gran cantidad de imágenes que llevan recopiladas.