Público
Público

Los pingüinos prehistóricos no vestían de esmoquin

Un fósil revela que tenían plumas grises y rojizas  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Frente al look clásico de los pingüinos actuales, cuyas plumas blancas y negras se asemejan a un esmoquin, hace 36 millones de años el plumaje de estas aves incluía el color gris y el marrón rojizo, según un estudio publicado hoy en Science. El descubrimiento se ha realizado gracias al fósil de un ejemplar hallado cerca de la reserva de Paracas (Perú).

La especie se ha bautizado con el nombre de Inkayacu paracasensis, apodado el Rey del Agua, puesto que su tamaño rondaba el metro y medio de largo, lo que lo convierte en uno de los pingüinos más grandes de la historia. Según el artículo, se trata de un ejemplar adulto, por lo que esta coloración debía de ser un rasgo característico de la especie. En la actualidad, las plumas coloreadas sólo aparecen en los individuos más jóvenes.

A pesar del gran tamaño de la especie, las estructuras que aportaban el color a su plumaje, llamadas melanosomas, eran mucho más pequeñas que las que presentan sus parientes vivos. La investigación sugiere que los cambios en estas estructuras deben de estar relacionados con factores ecológicos, ya que el tamaño de los melanosomas actuales confiere a sus plumas una mayor resistencia frente al desgaste y las fracturas.