Público
Público

El plan contra la polución estará antes del verano

En julio se aprobarán las medidas para frenar las emisiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras varios episodios de reproches entre administraciones, y algunas escenas de toreo de responsabilidades, la nube de contaminación que ha castigado a las ciudades españolas tiene el primer gran acuerdo en su contra. La ministra de Medio Ambiente, Rosa Aguilar, logró ayer que todas las administraciones se levantaran de la mesa con la vista puesta en una hoja de ruta común para enfrentarse a los males de la contaminación ambiental antes del verano.

De este modo, en el mes de julio el Consejo de Ministros tendría listo para su aprobación el Plan Nacional por la Calidad del Aire según la agenda consensuada por el Ministerio, las comunidades autónomas y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP).

Aguilar admite los impuestos como un medio para reducir la contaminación

Durante la reunión que mantuvieron ayer representantes de las tres administraciones se decidió repartir los esfuerzos en tres planes paralelos que hagan frente al trío de sustancias contaminantes más dañinas: partículas en suspensión PM10, dióxido de nitrógeno (NO2) y ozono. Aguilar resumió que se pretende ir 'primero a lo fundamental, a lo que contamina más'.

Para afianzar la columna vertebral del Plan Nacional sobre estas tres vértebras, el director general de Calidad y Evaluación Ambiental, Jesús Huertas García, se reunirá la semana que viene con representantes de las autonomías para iniciar la primera fase de la hoja de ruta: análisis y diagnóstico de la situación real de estas sustancias contaminantes en los cielos españoles.

Con el resultado de ese examen en la mano, se constituirá un grupo de trabajo para establecer las medidas necesarias para combatir la polución.

El trabajo se centrará en combatir tres tipos de sustancias

Fin del trabajo en mayo

'El tráfico es un elemento clave, esencial y fundamental' de la contaminación de las ciudades españolas, señaló la ministra tras el encuentro con los consejeros autonómicos. Aguilar se remitió al mes de mayo, que será cuando el grupo de trabajo finalice su tarea, para conocer en detalle qué decisiones afectarán directamente al parque automovilístico.

Según el 'cronograma aprobado' que presentó la ministra, en junio se abrirá un periodo de participación pública para aportar soluciones. Aguilar reconoció que uno de los puntos será el de la fiscalidad, con el objetivo de 'ver qué posibilidades' hay de mejorar la calidad del aire al incidir en impuestos como los de 'matriculación, circulación y carburantes'.

La agenda acordada ayer surge después de que las principales ciudades españolas hayan vivido en los últimos días altos niveles de concentración de partículas contaminantes. El Fiscal de Medio Ambiente, Antonio Vercher, está investigando si grandes urbes como Barcelona, Valencia y Sevilla están maquillando sus cifras de polución, después de atacar a Madrid por trasladar las estaciones de medición de polución a zonas verdes.

Por otra parte, el Parlamento Europeo aprobó ayer nuevos límites para las emisiones de CO2 de furgonetas y camionetas. La nueva norma, que entrará en vigor progresivamente desde 2017, obligará a los fabricantes a producir vehículos más limpios para reducir la polución y contribuir a la lucha contra el cambio climático, pero fue recibida con frialdad por las organizaciones ecologistas, que recordaron que los límites de la propuesta inicial eran más estrictos, informa Daniel Basteiro desde Bruselas.