Publicado: 11.04.2014 17:08 |Actualizado: 11.04.2014 17:08

El planetario Celeste I vuelve a mirar a las estrellas 60 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La base aérea de Matacán, en Salamanca, ha logrado poner en funcionamiento de nuevo el planetario Celeste I, pieza única en el mundo y "una joya de ingeniería del siglo XX" que constituyó un elemento de enseñanza para los estudios de astronomía entre los años 1947 y 1954. Los trabajos de puesta en marcha, que se han prolongado durante tres meses, se enmarcan en el convenio suscrito entre la Fundación de Aeronáutica y Astronáutica Españolas (FAAE) y la de Iberdrola.

El acto de presentación del recién restaurado planetario, que ha tenido lugar hoy en la base aérea de Matacán, ha contado con la asistencia del general del Aire, Francisco Javier García Arnaiz y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, entre otras autoridades civiles y militares. En su intervención, el general ha subrayado "el hito" que supone haber logrado recuperar "el funcionamiento de una joya de ingeniería del siglo XX", cuya fabricación se realizó en España después de que un primero confeccionado en Alemania fuera destruido cuando era trasladado a nuestro país.

El planetario se empleó en la base aérea de Matacán entre 1947 y 1954 como aula de simulación para el adiestramiento de los alumnos de la Escuela de Vuelos sin Visibilidad de la navegación aérea guiándose par las estrellas. García Arnaiz ha agradecido "el patrocinio" de Iberdrola, aunque no se ha desvelado la cuantía del mismo, que permitirá "ver cómo funciona un planetario de la época". Los trabajos de recuperación del Celeste I, que han sido llevados a cabo por el ingeniero jefe del Planetario de Madrid, Juan Antonio Bernedo, han consistido, entre otras actuaciones, en restaurar el proyector y en una limpieza de toda la parte óptica.

También se han instalado tornillos y fijaciones inexistentes hasta el momento y se han ejecutado labores de engrasado o de reposición del cableado. Junto a ello, ha sido necesario reponer elementos deteriorados de la maquinaria, procurando mantener las características de las piezas originales. En declaraciones a los periodistas, Bernedo ha calificado este planetario de Matacán de "prototipo único", y ha expresado su "gran satisfacción" por recuperar una "joya" de la ingeniería española.

En referencia a las piezas que lo hacen único en el mundo, ha mencionado la bola de estrellas con 27 salidas y la existencia de los polos Norte y Sur, cuando en la mayor parte de los planetarios "se ahorraban" el segundo. El Celeste I está catalogado como Patrimonio Histórico-Artístico y se encuentra en trámites para declararlo Bien de Interés Cultural (BIC).