Público
Público

La población mundial ha engordado un kilo y medio cada década en los últimos 40 años

La obesidad se ha triplicado en los hombres y duplicado en las mujeres desde 1975, una tendencia que se da también en España.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

Ya hay más personas con sobrepeso en el mundo que por debajo del peso normal. EFE

MADRID.- En el mundo ya hay más personas obesas que por debajo del peso óptimo, lo que puede considerarse una mala noticia para el futuro de la salud en general, aunque se contrarresta con la disminución de personas malnutridas. El panorama es el de un mundo más gordo y más saludable por ahora, según un gran análisis de estudios de población en 186 países entre 1975 y 2014 que abarca 19 millones de personas de más de 18 años de edad, pero también más desigual. Desde el punto de vida estadístico, sin embargo, la conclusión es que cada década la población mundial ha engordado un kilo y medio.

La tendencia al sobrepeso y la obesidad ha aumentado espectacularmente en los últimos 40 años, señala el análisis publicado en la revista científica The Lancet. La proporción de hombres obesos en la población mundial se ha más que triplicado (desde el 3,2% al 10,8%) y en las mujeres se ha más que duplicado (desde el 6,4% al 14,9%). La buena noticia es que también ha disminuido, aunque en menor proporción, el porcentaje de hombres y mujeres bajo el peso óptimo (del 13,8% al 8,8% y del 14,6% al 9,7% respectivamente).

El parámetro que se utiliza para conocer la categoría en que se clasifica cada individuo es el Índice de Masa Corporal (IMC), que relaciona el peso y la talla de éste. Un individuo se considera obeso cuando su IMC (corregido según su edad) es superior a 30. En España, con este criterio, se estima que casi una cuarta parte (el 24,1%) de las mujeres son obesas mientras que en 1975 este porcentaje era de solo el 10,8% . Entre los hombres españoles el porcentaje de obesos es ligeramente menor (el 23,3%) pero en 1975 era casi cuatro veces inferior (el 6,7%), lo que indica que el sobrepeso ha aumentado mucho más entre los hombres que entre las mujeres, siguiendo la misma tendencia que el resto del mundo. El porcentaje (pequeño) de población con un peso por debajo del normal ha disminuido igualmente en España, desde el 3,2% en 1975 al 1,4% en 2014.

Porcentaje de obesidad en mujeres por países en 2014, según un código de colores. Autor: NCD-RisC

Afinando en la brocha gorda de la estadística mundial se pueden ver las diferencias entre países y entre regiones. De media, las mujeres han mantenido su peso durante todos estos años en algunos países, como Japón, República Checa, Bélgica, Francia y Suiza, mientras que la situación es alarmante por el aumento de la obesidad en muchas islas de Polinesia y Micronesia, en el Pacífico. Estados Unidos también presenta una situación alarmante, ya que más de uno de cada cuatro hombres y casi una de cada cinco mujeres con obesidad grave en el mundo vive en ese país.

La malnutrición sigue siendo, sin embargo, un problema en grandes áreas del mundo, avisan los autores del estudio. Es el caso de muchos países del sur de Asia y del centro y este de África. Por el contrario, en muchos países desarrollados,

“Hemos ido de un mundo en el que el bajo peso era el doble de prevalente que la obesidad a uno en el que más personas son obesas que excesivamente delgadas”

“En los últimos 40 años, hemos ido de un mundo en el que el bajo peso era el doble de prevalente que la obesidad a uno en el que más personas son obesas que excesivamente delgadas”, explica Majid Ezzati, catedrático en la Escuela de Salud Pública de Imperial College, en Londres, quien ha dirigido el análisis realizado por la red de especialistas NCD-RisC. “Si se mantienen las tendencias actuales, habrá más mujeres gravemente obesas que mujeres por debajo del peso normal en 2025”, añade. Por primera vez, el estudio clasifica también los casos de obesidad grave y obesidad mórbida. Para España, los porcentajes son relativamente altos, de un 8,2% en mujeres y un 5% en hombres para la obesidad grave y un 2,5% en mujeres y un 0,9% en hombres para la mórbida.

A pesar de que ha aumentado en este periodo también la esperanza de vida, hay una enfermedad asociada a la obesidad y el envejecimiento -la diabetes- que se ha extendido espectacularmente y supone un problema de salud mundial. El número de adultos que sufren diabetes ha alcanzado los 442 millones, lo que significa que se ha cuadruplicado desde 1980, según otro estudio publicado en The Lancet. En este periodo los más afectados son los hombres y los países con una renta per cápita en la mitad baja de la escala, como China, India, Indonesia, Paquistán, Egipto y México.

Aunque el estudio no diferencia entre diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2, dado que en los adultos la aparición de esta última es prevalente, se infiere que el aumento de casos se debe sobre todo a diabetes tipo 2, que es prevenible con cambios en la dieta y el estilo de vida.