Público
Público

La población no está lista frente a riesgos nucleares

Un informe de los pueblos con centrales alerta sobre la escasa preparación ciudadana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La sociedad no está convenientemente preparada para afrontar una emergencia nuclear. Es lo que se deduce de un informe presentado ayer por la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares (AMAC) que advierte del 'déficit de información' a la población en general tanto del riesgo nuclear como de las previsiones de los planes de emergencia.

Las conclusiones de este informe, presentado durante la asamblea de AMAC que se celebra en Quintana Martín Galíndez (Burgos), cerca de la central de Garoña, advierten de estas carencias informativas y señalan que la comprensión y el conocimiento de los ciudadanos sobre los riesgos de accidentes atómicos son 'bajos y confusos'. Tanto es así, que la población no tiene claros ni cuáles son los verdaderos riesgos nucleares ni las previsiones de los planes de emergencia. En la elaboración del informe se descubrió que la formación de los voluntarios y actores que intervendrían en caso de accidente nuclear tiene deficiencias 'significativas'.

El estudio, que comenzó a elaborarse en diciembre de 2010, detectó problemas de megafonía, de conservación de las vías municipales por las que discurren las rutas de evacuación y de cobertura de la telefonía.

Curiosamente, el pasado 9 de julio se puso en evidencia uno de los problemas denunciados ahora por este informe de AMAC, cuando el sistema de megafonía de alerta de la localidad cacereña de Almaraz comenzó a avisar a la población de una emergencia nuclear. La emergencia no era tal, sino que fue un fallo del sistema, pero mostró unos resultados desastrosos: algunos de los habitantes no escucharon la alarma, muchos no hicieron caso y la mayoría desconocía cuáles son los puntos de encuentro para la evacuación del municipio.

Sin embargo, con respecto a los representantes municipales y órganos de gestión de la emergencia, el informe se muestra indulgente, ya que aprecia un nivel alto de conocimiento de los planes, si bien no es muy detallado y tampoco muestran confianza en los sistemas.

Por todo ello, el estudio recomienda a las administraciones la realización de actividades de formación en los municipios del entorno de las centrales nucleares 'en horarios y días adecuados al régimen laboral de los actuantes', tanto en teoría sobre tecnología nuclear como en la práctica de operativa de los planes de emergencia.