Público
Público

Polícias, gobiernos y empresas se unen contra el cibercrimen

Reino Unido patrocinaun organismo internacional que incluye a la Europol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Estado de Interior británico, James Brokenshire, anunció ayer que su Gobierno ha destinado 63 millones de libras (75 millones de euros) a la lucha contra el cibercrimen, para participar en la creación de la Alianza Internacional de Protección y Seguridad Cibernética (ICSPA, en sus siglas en inglés). Esta organización es uno de los primeros órganos de ámbito internacional que aglutina a gobiernos, sectores económicos y tecnológicos, cuerpos de seguridad como Europol y organizaciones cívicas. 'Las víctimas del cibercrimen somos todos; el problema es internacional y requiere soluciones internacionales', dijo Brokenshire. 'La ICSPA es el inicio de este nuevo enfo-que para combatir las acciones ilícitas que en Reino Unido cuestan unos 27.000 millones de libras [32.400 millones de euros]' al año, detalló .

Los miembros de la ICSPA son mayoritariamente empresas de tecnología o de pago como Visa Europa. Rik Ferguson, de Trend Micro, comentó que los tres mayores focos de cibercrimen hoy en día son 'Rusia-Ucrania, China, como proveedor de direcciones, servicios y software fraudulento, y Brasil, para la actividad bancaria estafadora'. El experto citó el caso de una ola de robos de nombres y contraseñas en China en un casino cibernético, en el que los jugadores desafortunados cobraban los premios de los ganadores.

En la presentación se dieron también algunos datos que reflejan lo rentable que puede resultar el cibercrimen: un pasaporte europeo puede ser adquirido en la red por 800 dólares; un carnet de conducir británico cuesta 500 dólares; y una tarjeta de crédito virgen, 15 céntimos de dólar, mientras que la información de una banda magnética puede ser comprada por alrededor de cien dólares.

John Lyons, director de la ICSPA, afirmó que 'el apoyo de la Unión Europea es fundamental para conseguir la financiación y la legislación que permitan una lucha efectiva contra el cibercrimen'. La formación de unidades de combate y la elaboración de programas de asistencia son los dos objetivos prioritarios en los primeros pasos de esta superalianza internacional para combatir el cibercrimen.

El primer ministro, David Cameron, se dirigió por vídeo al acto de presentación, recordando que su Gobierno 'dedicará un total de 650 millones de libras (780 millones de euros) para mejorar la infraestructura nacional y protegerla contra el cibercrimen'. Y el premier añadió que 'la naturaleza del cibercrimen exige una respuesta global y para eso ha nacido la ICSPA'.

En la puesta de largo de la ICSPA participó también el exministro de Interior, el laborista David Blunkett, quien remarcó la dificultad de identificar a las personas que cometen fraudes desde un ordenador con nombres y direcciones falsas desde países desconocidos.