Público
Público

El presidente de Google niega que el buscador abuse de su dominio

El Senado de EEUU investiga si la compañía privilegia a sus propios servicios en su web

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, compareció ayer en lo que fue una tensa jornada ante un comité del Senado de EEUU que está investigando si la compañía ha abusado de su posición dominante en el terreno de las búsquedas. 'Tenemos que proteger que pueda surgir el próximo Google', explicó el senador Herb Kohl, que presidió la reunión. Empresas como la web de recomendaciones Yelp, el comparador de compras NexTag o el sitio de viajes Expedia sostienen que Google muestra en los primeros resultados de búsqueda sus propios productos en detrimento de la competencia.

Schmidt reafirmó ayer que sus servicios sólo quieren ser lo más útiles que sea posible para el usuario y que esto en ocasiones puede no coincidir con los intereses de las empresas. 'Lo mejor de la apertura de internet es que, si a los consumidores no les gusta lo que les ofrece un sitio de la red, pueden cambiar extraordinariamente rápido a otros servicios', afirmó Schmidt. En una de las pruebas mostradas ayer al ejecutivo, el comité afirmó que los productos de Google se mostraban siempre en tercer lugar en las 650 búsquedas de prueba realizadas. El presidente ejecutivo de Google apeló a la falta de detalles técnicos para dar una respuesta. Los primeros servicios que aparecen en la página de resultados de Google acaparan un 90% de las visitas, según se especificó ayer en la vista. Para el comité, Google es ahora un 'conglomerado de internet', y se preguntó si se puede ser un buscador imparcial y a la vez tener una gran cartera de productos y servicios especializados.

Casi dos tercios de las búsquedas en EEUU se realizan a través de Google y en algunos países europeos (como España) la cifra supera el 90%. No obstante, como se encargó de recordar la semana pasada el comisario europeo de la Competencia, Joaquín Almunia, 'el dominio no es lo mismo que el abuso de dominio'. La Comisión Europea y la Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC) también están investigando si las prácticas del buscador dificultan la libre competencia.

Parte del discurso de Google, y Schmidt insistió ayer en él, se fundamenta en cómo la compañía innova y reparte sus beneficios. El directivo defendió que su compañía ha generado 64.000 millones de dólares en actividad económica para pequeños negocios en EEUU.

Aunque no se espera que la audiencia en el Senado tenga consecuencias directas, las declaraciones de Schmidt podrían influir en otras autoridades que investigan a la compañía. Apenas dos meses después de que el presidente ejecutivo de Microsoft, Bill Gates, testificase ante el Congreso de EEUU en 1998, se presentó la demanda contra su compañía.