Público
Público

Primavera "complicada" para los alérgicos

Los expertos avisan de que una cuarta parte de los afectados no está diagnosticado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La próxima primavera será de las tres más duras de la última década para los alérgicos, según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), que presentó ayer sus previsiones de concentración de pólenes para 2009. Se estima que se superen los 5.100 gramos de polen de gramíneas por metro cúbico de aire, más de 1.000 más que los registrados en 2008. El exceso se debe a las abundantes lluvias registradas en los últimos meses.

En España hay entre ocho y diez millones de alérgicos, de los que se calcula que sólo está diagnosticada la cuarta parte. Los especialistas no dejan por ello de hacer públicos, año tras año, los consejos para combatir la alergia. 'Esta va a ser una primavera complicada, por lo que recomendamos acudir al médico para seguir un tratamiento si se quieren evitar visitas a los servicios de urgencias', explicó el presidente de la SEAIC, Tomás Chivato.

Aunque el inicio de la primavera se asocia con el de los síntomas alérgicos, algunas personas manifiestan los clásicos síntomas rinitis o conjuntivitis de esta afección desde meses antes. Todo depende de los pólenes a los que se tenga alergia, que surgen en diferentes épocas del año.

De las cupresáceas al olivo

Así, los alérgicos al polen de las cupresáceas como el ciprés experimentan sus síntomas entre enero y marzo, lo que, como recordó el coordinador del Comité de Aerobiología de la SEAIC, Javier Subiza, hizo que los expertos tardaran años en diagnosticarlos como alergia, algo que no se consiguió hasta 1995.

Sin duda, el polen que más alergias provoca a los españoles es el de las gramíneas por ejemplo, el césped, que causa más problemas que todos los demás pólenes juntos.

Los especialistas resaltan que cada vez más personas sufren alergia, lo que puede deberse a la llamada 'hipótesis de la higiene', que afirma que la falta de infecciones en la niñez hace que el sistema inmunológico no tolere determinadas plantas.

Además, cada vez se amplía más la edad en la que se sufre alergia por primera vez, registrándose ahora casos en niños de tan sólo 4 años o en adultos de hasta 70 años. Se cree que la contaminación es uno de los factores que más ha influido en este aumento.