Público
Público

El PSOE exige una comisión sobre las vallas privadas en el bosque de Madrid

El grupo de trabajo en la Asamblea regional estaría formado por expertos, políticos, administraciones y vecinos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE madrileño pedirá en la Asamblea de la Comunidad de Madrid que se constituya una comisión para 'analizar el presente y el futuro' del Monte del Pilar y de Pozuelo, el pulmón verde de 800 hectáreas que, según denunció ayer este diario, se encuentra vallado en gran parte por los propietarios, bloqueando el acceso a caminos públicos y el paso de la fauna de la zona. La propiedad del bosque está en manos de condes y marqueses.

Amparo Valcarce, diputada del PSOE en la Asamblea de Madrid, explica que su grupo va a continuar 'con iniciativas para proteger esta zona, y el siguiente paso es una comisión integrada por los grupos políticos, entre otros'. El Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid presentó la pasada semana una proposición no de ley para declarar el monte protegido y preservado, que fue tumbada por el PP.

Ciudadanos por el Monte ha recogido ya 3.000 firmas de apoyo

Para la diputada, el hecho de que la organización Ciudadanos por el Monte haya conseguido reunir 3.000 firmas de los vecinos para lograr que todo el monte sea público lo que ya se ha logrado en la zona de Majadahonda hace de este asunto un tema que va más allá de la política y que tiene 'apoyo ciudadano'. Por esta razón, su grupo continuará luchando para que 'se escuche a todos, incluyendo a los habitantes de la zona'. Además, Valcarce cree que se debe 'oír la voz de los expertos, como por ejemplo la Confederación Hidrográfica del Tajo, así como de las administraciones, incluyendo a la Comunidad de Madrid y a los ayuntamientos involucrados'.

El PSOE anunció que, en paralelo a la petición de la comisión, se van a recoger todas las propuestas y sugerencias que hagan los ciudadanos a través de las oficinas parlamentarias, de las que existen 200 en toda la Comunidad, coordinadas precisamente por Valcarce.

'El fin último de todas estas acciones es devolver las instituciones a los dueños de las mismas, que son los ciudadanos', explicó la diputada, que está en contra de que la zona sea propiedad particular de la familia Oriol, descendientes del fundador de Iberdrola. 'No vamos a permitir que se protejan intereses particulares en detrimento de los de los habitantes de la zona', subrayó Valcarce. 'Si no fuera por este pulmón verde nos llegaría la boina de contaminación de la ciudad de Madrid', añadió la diputada del PSOE.