Público
Público

Un pueblo catalán se conectará a Internet sólo con el móvil

Los habitantes de San Quirze del Vallés van a poder conectarse a 14 megas de velocidad de bajada por un precio inferior a 20 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

San Quirze del Vallés es un municipio barcelonés de alrededor de 20.000 habitantes donde menos del 9% de la población supera los 65 años. Un lugar ni tan grande como para que un proyecto piloto tecnológico sea un fracaso si no funciona, ni tan pequeño como para que no cumpla con sus funciones de laboratorio de pruebas.

En los próximos seis meses, los habitantes de la localidad van a poder conectarse a Internet a 14 megas de velocidad de bajada por un precio inferior a 20 euros. Un hito en un país al que Europa tira cada dos por tres de las orejas por la carestía del acceso a la Red en comparación a la media comunitaria. Pero esa no es la novedad, entre otras cosas porque el precio especial durará lo que la prueba piloto. La novedad es que la conexión será exclusivamente móvil.

Vodafone, la compañía que anunció el lanzamiento del proyecto piloto ayer en el congreso mundial de Barcelona, no quiere romper el mercado. Lo que quiere es comprobar si la sociedad está preparada para aceptar el acceso a Internet a través de las redes móviles o si sigue empeñada en que una buena conexión pasa por tener un cable que suba por la fachada del edificio hasta la casa y desemboque en una conexión ADSL. Los resultados del proyecto servirán a Vodafone para comprobar la satisfacción de los usuarios.

A su favor, la operadora tiene el hecho de haber eliminado hace meses la limitación de volumen de descarga de datos típica de las conexiones a Internet por la red móvil. Si funciona, además Vodafone podrá utilizar la fórmula allí donde no tiene red propia a través de su filial Tele2 y ahora se ve obligado a revender el servicio de su rival Telefónica.