Público
Público

El quebrantahuesos vuelve a Andalucía

Desde 2006 se han liberado 19 pollos en la comunidad autónoma 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El quebrantahuesos sobrevuela de nuevo Andalucía. Tres pollos de esta ave carroñera han sido soltados este miércoles en el Parque Natural de la Sierra de Castril (Granada). Unidos a los dos que se liberaron en mayo en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén), demuestran el empeño por recuperar esta especie en Andalucía, de donde desapareció hace 24 años.

'Estoy seguro de que la especie se va a salvar en esta comunidad y la vamos a ver criando en la sierra de Segura en poco tiempo', explica Fernando Hiraldo, presidente de la Fundación Gypaetus, entidad encargada de la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía. 'No obstante, la recuperación es lenta y aún quedan tres o cuatro años antes de que podamos presentar el primer pollo nacido en libertad de las primeras sueltas', añade. Desde 2006 han sido liberados en esta comunidad 19 pollos, 16 de ellos en Cazorla, Segura y Las Villas, donde se encuentra El Guadalentín, el principal centro de cría en cautividad de esta especie en España. De este centro son los tres pollos ahora liberados en Granada.

El veneno como amenaza

En la Península Ibérica, el quebrantahuesos sólo habita en los Pirineos, por lo que la introducción en Andalucía se considera fundamental. El uso de cebos envenenados es lo que más preocupa a los expertos a la hora de recuperar esta especie, y contra esta práctica ilegal el Gobierno andaluz tiene en marcha un ambicioso programa que incluye el empleo de perros adiestrados para localizar los cebos.

En Castril, de hecho, aparecieron en 2008 tres quebrantahuesos muertos (dos de ellos envenenados y uno por disparos de escopeta). 'El 25% de la mortandad de las especies protegidas, sea el quebrantahuesos, el lince o el águila imperial, proviene del veneno. Por eso hacemos un llamamiento a todos los que aman el campo para que nos ayuden', insiste el consejero andaluz de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo.

Este buitre se alimenta en un 70% de huesos de animales muertos y es capaz de tirarlos, desde las alturas, contra las piedras para trocearlos y engullirlos. Los que se están liberando en varias cadenas montañosas europeas proceden de centros de cría donde los pollos viven con sus padres hasta los 90 días. Para su puesta en libertad se usa la técnica de hacking o cría campestre, que consiste en que el ave asimile la cueva donde se suelta como su lugar de nacimiento. Allí terminará su crianza y emprenderá sus primeros vuelos.

Esta temporada, la cría en cautividad ha estado condicionada por el peculiar invierno, que ha provocado la pérdida de las primeras puestas de huevos de quebrantahuesos. Los expertos lo atribuyen a la excesiva humedad y los bruscos cambios de temperatura. Alex Llopis, coordinador en España del Programa Europeo de Conservación de Especies Amenazadas del Quebrantahuesos, cree que, a pesar de las dificultades, “el año ha sido bueno porque se ha conseguido sacar 19 pollos”. En el centro del Guadalentín, en el Parque Natural de Cazorla, Segura y Las Villas, el segundo más importante del mundo, han nacido 24 quebrantahuesos desde 2002 de siete parejas reproductoras.