Público
Público

"Queremos que casos como Street View no vuelvan a ocurrir"

Directora mundial de privacidad de Google. Es la responsable del equipo de ingenieros dedicados a mejorar las herramientas de seguridad de la compañía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Alma Whitten (Nueva York, 1966) lleva siete años trabajando para Google. Es consciente de que la compañía vive ahora uno de sus momentos más delicados en cuanto a imagen pública y que su equipo y ella, por su cargo como directora mundial de privacidad de la compañía, han adquirido un papel fundamental. Una decena de países (entre los que se incluye España) está investigando los datos privados de los usuarios que Google captó a través de los coches que utiliza en su servicio de mapas Street View.

'Google fue quien informó del caso Street View a través de su blog'

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha abierto un procedimiento sancionador a la compañía por la captación y el almacenamiento de esa información. El caso podría culminar con una sanción de hasta 2,4 millones de euros. Por ahora el procedimiento se encuentra suspendido, pero no porque se dude de los hechos, sino porque la AEPD está a la espera de que una jueza de lo penal investigue este posible delito de interceptación de las comunicaciones. Whitten se muestra cauta en sus respuestas y reitera ideas como 'transparencia', 'seguridad' y 'solucionar los errores cometidos'.

Usted ha dicho que utilizar la información personal de forma transparente es primordial para Google. ¿Qué falló con los coches de Street View?

Fue un fallo del sistema de revisión de la información que se había capturado. A raíz de ese error lo hemos mejorado asegurándonos de que la persona que revisa y analiza todos los datos recibidos esté cualificada y preparada para ello. También hemos incorporado más expertos a cada fase del proceso, de forma que puedan detectar estas deficiencias para reaccionar más rápido.

'No creo que la compañía haya considerado abandonar España'

¿Le parecen excesivas las investigaciones abiertas contra Google por el caso de la captación de datos?

Nuestra postura en este tema siempre ha consistido en actuar de forma rápida y transparente. Cuando conocimos los hechos nos pusimos en contacto con las diferentes agencias de protección de datos. También informamos al público a través de nuestro blog de lo que había ocurrido y las medidas que se habían tomado. Creemos que actuamos de forma correcta en cuanto fuimos conscientes del error, ya que lo abordamos haciéndolo público. Las agencias de protección de datos fueron informadas una hora antes de hacer público ese mensaje en el blog. A partir de ahí, nos pusimos a su disposición para hablar sobre lo sucedido y plantear cómo solucionarlo.

El director de la AEPD, Artemi Rallo, ha señalado que 'la privacidad es un problema para Google'. ¿Qué opina de esta afirmación?

'El equipo encargado de la privacidad se ha duplicado'

Google es una empresa que facilita el acceso de millones de usuarios a herramientas de información muy poderosas. Lógicamente, es nuestra responsabilidad y competencia ocuparnos de la protección de la privacidad. Eso siempre estará dentro de nuestros cometidos. Lo consideramos un tema muy importante y queremos colaborar de forma muy cercana con la AEPD para hacer que cambien de opinión, que vean que somos muy diferentes al concepto que tienen preconcebido de nosotros. En España contamos con un personal excelente que se encarga de estas relaciones. Este personal tiene contacto periódico y directo con la AEPD, con la que se tiene muy buen clima de trabajo. En el caso de las redes WiFi, se ha puesto a disposición de la Agencia todos los datos que nos han solicitado. Han visto cómo funcionan los coches de Street View para ver cómo era la tecnología y dónde estaban los fallos y, además, les informamos periódicamente antes de lanzar cualquier producto, porque la Agencia es la autoridad en España en términos de privacidad.

Google podría ser multado con 2,4 millones de euros por la AEPD por el caso Street View. ¿Tienen la sensación de que van a pagar muy caro el error que han cometido?

El impacto sobre nuestra imagen ya ha sido considerable. Eso es lo que más nos preocupa actualmente. La principal preocupación de Google ahora es que casos como Street View no se vuelvan a producir.

'Los fundadores de Google determinan cuál es el camino a seguir en todo'

¿Qué medios han puesto para que este tipo de fallo no vuelva a producirse?

Durante muchos años hemos mantenido un equipo especializado en privacidad, tanto desde el punto de vista técnico, legal, de comunicación, y yo soy la responsable de la división de ingeniería. Los acontecimientos del último año han provocado que todos los departamentos relacionados con la privacidad se hayan visto reforzados. Entre otras cosas, ha habido un cambio en el organigrama por el que ahora yo informo directamente a la presidencia. Tengo un mayor contacto con ellos para hacer todo lo que haga falta para asegurarnos de que no vuelvan a repetirse este tipo de sorpresas. Mi equipo se ha duplicado en el último año, pasando de 25 a 50 personas. Pero se ha reforzado todo. De forma indirecta, varios centenares de personas se ocupan en Google de trabajar por mejorar la seguridad y la privacidad. Una parte muy importante de este esfuerzo es la labor de revisión de los productos y servicios de la empresa. Lo llevamos a cabo precisamente para asegurarnos de que errores como el de las redes WiFi no se vuelva a producir.

¿Ha considerado Google dejar de operar en España debido a la presión de la AEPD?

No, no lo creo.

¿La privacidad es un asunto que realmente preocupa a los usuarios o cree que este tema se ha exagerado?

La privacidad es algo fundamental para los usuarios, aunque cada uno puede tener una idea diferente de en qué consiste. Pese a no ser un concepto igualmente aceptado por todos sí es una preocupación que la mayoría tiene. Todo el mundo quiere tener un cierto control sobre la información que se maneja acerca de uno mismo y con quién quiere compartirla, cuáles son los límites y, en definitiva, controlarla.

¿Considera que otras grandes empresas que manejan un gran volumen de datos personales también están preocupadas por mejorar la privacidad?

Todas las empresas deberían estar preocupadas sobre este asunto. Sin embargo, la gente reconoce el nombre de Google al instante, por lo que en cuanto se tratan estos temas es lógico que primero piensen en nosotros y no en otras compañías.

Si navegamos por Internet con Chrome, buscamos con Google, utilizamos Google Maps o GMail, ¿podemos pensar que Google lo sabe todo sobre nosotros?

La respuesta a esta pregunta tiene que ser necesariamente muy detallada, ya que todos los servicios y aplicaciones son diferentes. Cuando usamos Chrome estamos instalando un programa que está en nuestro ordenador y que no facilita ni transfiere información a Google. Sencillamente es una herramienta desarrollada por Google y que los usuarios utilizan en su PC. Ahora bien: si utilizas los servicios de Google vinculados con una cuenta de usuario, como GMail, toda la información de la cuenta está interrelacionada con varios servicios, y puede gestionarse desde una interfaz especialmente diseñada para que el usuario pueda tomar el control de su información. Hemos creado la herramienta Dashboard, que es como un panel de mandos que busca facilitar al usuario acceso a toda esa información para tener una visión general de todos los servicios de Google y así ayudarle a controlarla.

¿Están trabajando en desarrollar nuevas herramientas para la gestión de la privacidad?

Sí, tenemos preparados nuevos servicios que podremos ver en los próximos meses. Pero no podemos adelantar ningún detalle hasta que no estén plenamente operativos.

¿Existe cierta tensión entre los departamentos en Google al hacer primar la privacidad sobre otros aspectos, como el comercial?

Hay un reconocimiento general entre todos los departamentos de Google sobre la importancia que tiene la privacidad no sólo para la empresa sino también para su crecimiento futuro. Google se parece mucho a un periódico en cuanto a organización se refiere. El control en la compañía sigue en mano de sus fundadores y es la presidencia la que determina el camino a seguir en todos los aspectos. Afortunadamente, somos una empresa que no tiene que regirse por los beneficios trimestrales que arrojen sus resultados económicos, lo que nos permite actuar con mayor libertad. Esto se ve, por ejemplo, en los proyectos, donde nos beneficiamos de tener más tiempo para ejecutarlos.

¿Es compatible el crecimiento de internet y las redes sociales con las políticas de privacidad de los países?

Gran parte del debate actual tiene su origen históricamente en la aparición de muchas otras tecnologías. Estoy segura, aunque no haya una constancia documental, de que la aparición de la escritura, la imprenta o la fotografía suscitaron una serie de debates en torno a la protección de la intimidad. Cuando se empezaron a publicar fotografías de personas en los periódicos y revistas surgieron debates muy parecidos al actual. Las respuestas a los debates que se mantienen hoy en día en torno a la privacidad pueden ser muy similares a las que se dieron en su día con la llegada de estas tecnologías. Las preguntas que surgen son nuevas pero las respuestas son muy antiguas. Como sociedad, estamos acostumbrados a abordar estas cuestiones, a analizarlas y a resolverlas.

Algunos creen que el hecho de que los contenidos sean algo público es una de las principales características de internet y lo que le ha permitido convertirse en lo que es hoy...

No todo es público en la red; el correo electrónico es una gran parte de internet y es servicio privado. En cierta forma, internet ha puesto a disposición de todos los usuarios una imprenta propia. Eso plantea una serie de cuestiones. La más importante para todos es qué vamos a imprimir y a qué personas puede afectar.