Público
Público

Se reduce la caza ilegal del oso pardo cantábrico

2010 fue un año "magnífico" para la especie, según la Fundación Oso Pardo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Fundación Oso Pardo (FOP), Guillermo Palomero, calificó 2010 como un año 'magnífico' para esta especie. Las razones son dos: el incremento en el número de ejemplares, por la existencia de más hembras paridoras, y la reducción de la caza ilegal.

En la zona oriental de la cordillera Cantábrica, que engloba parte de la montaña oriental leonesa, la palentina y la cantábrica, hubo en 2010 dos o tres hembras que dieron a luz a nuevos miembros de la especie, mientras que en la zona occidental, que incluye el alto Sil leonés, el occidente asturiano y Los Ancares, en Galicia, se calcula que hubo una veintena de hembras paridoras.

De esta forma, FOP estima que en la zona oriental de la cordillera Cantábrica existe una población de osos pardos cercana a 30 ejemplares, mientras que en la occidental hay contabilizados unos 140 individuos.

A este buen dato se une el hecho de que en 2010 se redujo el número de lazos ilegales de caza detectados por las patrullas de esta asociación, de los 196 localizados en 2008 a los 47 interceptados en el año que ahora concluye.

Palomero considera que esta reducción se debe, en parte, al hecho de haber publicitado las consecuencias de la colocación de estos lazos, que incluyen penas de cárcel de 14 a 24 meses, además de la inhabilitación para cazar durante un periodo que oscila entre los dos y los cuatro años.