Público
Público

Reino Unido estudia vetar los monos como mascotas

El Parlamento británico debate esta semana una propuesta de ilegalización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En 2008, la organización británica Humane Society International (HSI) advertía de que la tenencia como mascotas de primates, unos animales poco adecuados para tal propósito, estaba terminando, la mayor parte de las veces, en abandonos, negligencias o ventas de los simios en penosas circunstancias. Cuatro años después, un matrimonio de Reino Unido acaba de ser condenado a 300 horas de trabajo no remunerado y 2.700 libras (unos 3.250 euros) de multa por haber vendido a Mikey, un tití de cuatro meses en un estado lamentable.

La venta por 650 libras (780 euros) se realizó a través de la sección de anuncios clasificados de un diario local, pero no fue ese el problema en Reino Unido es legal, sino que el tití presentaba claro signos de maltrato. Tras un examen médico, se le diagnosticaron diversas malformaciones óseas y hasta siete fracturas, incluida la cola, que utiliza para balancearse.

Un juzgado ha condenado a un matrimonio por maltratar a su tití

No es un caso aislado: la Real Sociedad para la Prevención de la Crueldad con Animales (RSPCA) lleva años alertando de las pésimas condiciones en que se encuentran los simios utilizados como mascotas domésticas. Descalcificación de huesos, malformaciones o, incluso, trastornos psicológicos que incluso les llevan a autoinfligirse daños son sólo algunas de las consecuencias de tratar de domesticar a unos animales tan extraordinariamente sociales con otros ejemplares de su especie como son los simios, según destaca la científica de la RSPCA, Lisa Riley. 'Son animales extraordinariamente inteligentes', explica, 'con unas necesidades y unas capacidades tanto emocionales como físicas muy complejas'.

La RSPCA ha rescatado en sólo tres años más de 400 primates. La organización realizó un estudio entre 190 veterinarios que reveló que en un solo año atendieron más de 2.000 casos de mamíferos exóticos que se tenían como mascotas y los primates superaron las 70 cirugías veterinarias.

La tenencia de simios suele acabar en abandonos o ventas negligentes

En 2008, el diputado conservador Mark Pritchard trató de ilegalizar este tipo de mascotas, pero la propuesta fue rechazada en el Parlamento. El próximo 18 de enero la propuesta volverá a presentarse en la Cámara Baja gracias a la también conservadora She-ryll Murray, aunque el director ejecutivo de la organización HSI, Mark Jones, no se muestra optimista y ve lejana una posible ilegalización, ya una realidad en países como Holanda o Hungría.

La cifra de primates mascota en Reino Unido es una autén-tica incógnita. Mientras algunas fuentes como Wild Futuressitúan la horquilla entre 2.500 y 7.500 ejemplares, Lisa Riley de la RSPCA, habla de 'al menos 3.000, pero puede que la cifra sean varios miles más; es imposible saberlo con certeza, porque la mayor parte de las especies, como los titís o los tamarinos, no necesitan licencia según la Ley de Animales Salvajes Peligrosos'. Siempre y cuando no se encuentren en peligro de extinción, dependen de la Ley de Bienestar Animal y, aunque el Ministerio de Medio Ambiente publicó en 2010 un Código de Conducta para los Cuidadores de Primates, no es vinculante y desde la RSPCA se sugiere un incum-plimiento generalizado.

No sólo pueden encontrarse anuncios en sitios de internet de venta de las especies más pequeñas, como titís, tamarinos, capuchinos o monos frailecillos, sino, incluso, de chimpancés, del tipo 'se vende hembra de cría de chimpancé, educada, al día de sus vacunas y con toda la documentación veterinaria en regla. Amigable con niños y otras mascotas'. Mientras, estudios de la HSI estiman que, para que un chimpancé llegue vivo a su destino para ser vendido como mascota, habrán de morir en todo el proceso al menos diez ejemplares.