Publicado: 11.05.2015 13:10 |Actualizado: 11.05.2015 13:10

Un robot con forma de calamar buscará vida en la luna de Júpiter

La NASA presenta el proyecto de rover para la exploración de las lunas gigantes gaseosas como Europa, que tienen océanos bajo su superficie.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Imagen del rover diseñado para explorar los océanos subterráneos de la luna Europa de Júpiter. NASA/UNIVERSIDAD DE CORNELL

Imagen del rover diseñado para explorar los océanos subterráneos de la luna Europa de Júpiter. NASA/UNIVERSIDAD DE CORNELL

MADRID.- La NASA ha presentado un nuevo proyecto con el que se pretende buscar vida en los océanos subterráneos de la luna Europa de Júpiter
Se trata de una de las 15 iniciativas presentadas dentro del concurso Conceptos Avanzados e Innovadores de la NASA (NIAC) y consiste en un robot con forma de calamar gigante con una antena corta en su parte posterior que obtendría energía a partir de la carga local de los campos magnéticos.

Según explica la agencia espacial estadounidense en su página web, el NIAC pretende convertir la ciencia ficción en un hecho científico a través del desarrollo de tecnologías pioneras. "Las últimas selecciones incluyen una serie de conceptos interesantes", ha apuntado Steve Jurczyk, directivo de la NASA en Washington.



Durante la presentación de esta propuesta, el experto explicó que el objetivo de este rover es permitir la exploración de las lunas gigantes gaseosas como Europa, que tienen océanos bajo su superficie.

Aproximadamente del tamaño de la Luna de la Tierra, Europa es estructuralmente como un bombón de chocolate relleno de licor, con un océano líquido a unos 100 kilómetros de profundidad. Los científicos han pensado durante mucho tiempo que ese mar es una de las mejores incubadoras alienígenas en el Sistema Solar.

"Proponemos una arquitectura móvil para la luna Europa y otros ambientes planetarios, donde la robótica permite misiones de investigación científica o humano-precursoras que no se puede lograr con la energía solar o nuclear" ha apuntado uno de los científicos que ha desarrollado este proyecto, Mason Peck, de la Universidad de Cornell.

En cuanto a la similitud de esta estructura con el físico de un calamar, el experto apunta que los tentáculos que posee pueden servir tanto como amarres electrodinámicos, como para ejercer de medio de propulsión. "Este trabajo evaluará la posibilidad de que cualquier vida en Europa pueda ser alimentada por energía electromagnética, con implicaciones singulares para la astrobiología", ha indicado.

Pero no es el único proyecto, otra propuesta se centra en un satélite que navega como una cometa a través de la estratosfera inferior sin necesidad de propulsión. La NASA explica que un aparato de este tipo podría permanecer en la estratosfera durante años, haciendo el trabajo de los satélites actuales a una fracción del costo.

El concurso NIAC está actualmente en fase de planificación de proyectos muy temprana. Cuando se comience con la selección, los ganadores de la Fase I obtendrán alrededor de 100.000 dólares para llevar a cabo un estudio de definición y análisis de nueve meses de su idea. Los grupos que pasan a una segunda estapa de viabilidad de proyectos podrán solicitar 500.000 dólares que incluyen dos años adicionales de desarrollo de concepto.