Público
Público

Roger Penrose: "Es muy difícil que los neutrinos viajen más rápido que la luz"

El físico británico recoge hoy el Premio Fonseca de la Universidad de Santiago

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El físico y matemático Roger Penrose (Inglaterra, 1931) se muestra escéptico con los experimentos del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN) que sugieren que los neutrinos viajan más rápido que la luz. De confirmarse, la teoría de la relatividad de Einstein quedaría en entredicho. 'No conozco los detalles, pero es muy difícil que se puedan confirmar esos resultados preliminares. Hay muchas circunstancias que se han pasado por alto; por ejemplo, no se ha tenido en cuenta la gravitación', subrayó.

No obstante, el investigador es partidario de que los científicos traten de refutar cualquier teoría, 'incluso la de la relatividad', aunque, según señaló, 'hay tantos experimentos que dan la razón a Einstein que es difícil sostener lo contrario'. Para justificar sus críticas, Penrose puso como ejemplo la supernova registrada en el año 1987 y que, antes de emitir luz, irradió neutrinos. Estos llegaron a la tierra 'apenas horas antes, pero si se aplicaran los resultados del CERN deberían haberlo hecho con años de diferencia. Los resultados no encajan', apostilló. Muy crítico con las investigaciones del CERN, también es cauteloso con relación a la existencia del llamado bosón de Higgs, la hipotética partícula que da masa a todo lo conocido: 'Creo que debe de haber algo más complejo'.

Penrose recoge hoy en Compostela el IV Premio Fonseca, en el marco del programa ConCiencia de la Universidad de Santiago, por su labor divulgadora 'y por su brillante trayectoria'. Penrose es conocido por su reformulación de la teoría del Big Bang, al introducir la idea de los procesos cíclicos en el universo. Sin embargo, es su tratado sobre la mente humana el que ha generado mayor controversia, ya que sostiene que el proceso cerebral no se puede reproducir con máquinas. 'La gente confía demasiado en los ordenadores y eso es un peligro', recalcó ayer. 'Las máquinas no tienen raciocinio, algo inhe-rente a los humanos. Eso no implica que en un futuro alguien descubra de dónde procede la conciencia, pero hoy los ordenadores carecen de esa capacidad', insistió.