Público
Público

Samsung no podrá vender su tableta en Alemania

Un tribunal de Dusseldorf da la razón a Apple, que asegura que es una copia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Apple ha vuelto a vencer a Samsung en Alemania: la venta de la tableta Galaxy Tab 10,1 seguirá prohibida en todo el país. Así lo decidió ayer la Audiencia Provincial de Dusseldorf, que había tramitado una demanda del gigante estadounidense en la que denunciaba que su competidor surcoreano había plagiado el diseño de su célebre tableta, el iPad. Un capítulo más que se añade a la historia de esta guerra encarnizada de patentes, después de que el 9 de agosto el mismo tribunal decretara la prohibición en toda la UE (a excepción de Holanda, donde Apple tenía abierta otra causa), para posteriormente limitarla sólo al territorio alemán.

En esta ocasión, el procedimiento no está relacionado con el software o la técnica de ambos dispositivos electrónicos, sino simplemente con su apariencia. Y es que precisamente el diseño del iPad, que fue registrado en Europa por Apple en 2004 como 'prototipo artístico de aplicación industrial', es muy característico. Los jueces insisten en que no compararon directamente ambos productos, sino que sólo ponderaron en qué medida la presentación y el diseño de la Galaxy Tab son similares a los de su competidor. Samsung no mantuvo la distancia necesaria con respecto al prototipo de Apple, mientras que otros productos similares de terceras marcas como Asus o Toshiba sí, explicó al dictar sentencia la jueza que preside el caso, Johanna Brückner-Hofmann. Por ello, la tableta de Samsung infringe una ley de propiedad intelectual de la UE referida al diseño. A pesar de que Samsung trató de convencer al tribunal con el argumento de que ellos habían publicado otros estudios y modelos de tabletas antes de que saliera al mercado el prototipo de Apple, no funcionó.

La compañía coreana ya ha anunciado su decisión de recurrir

En su sentencia, la jueza habla literalmenre de la 'clara impresión de similitud' entre ambos productos. El auto cita, en concreto la forma 'minimalista y moderna' de la tableta de Apple, muy similar a la de Samsung.

Hace una semana, el tribunal prohibió también que Samsung exhibiera la tableta 7,7 (su creación más reciente) en la Feria de Electrónica IFA, que se ha celebrado del 31 de agosto al 5 de septiembre en Berlín. Los surcoreanos no tienen opción de comercializar estos productos en la República federal.

Los jueces creen que el diseño de la Galaxy Tab es muy similar al iPad

Además, Samsung Electronics GMBH su subsidiaria en Alemania tampoco podrá comercializar sus tabletas en otros países de la UE, siempre que estas presenten una serie de rasgos concretos: forma en esquinas, cantos redondeados, superficie lisa, y parte trasera curvada. Eso sí, la medida no afecta a otras filiales de la empresa, que podrán seguir ofreciendo sus tabletas en sus respectivos países. De hecho, en Holanda (uno de los 19 países en Apple y Samsung tienen casos abiertos), los estadounidenses también alegaron el prejuicio para sus derechos comunitarios de diseño, y un Tribunal de La Haya rechazó la demanda.

No obstante, Samsung no ha perdido la guerra, y le siguen quedando opciones, sobre todo porque se trata de una orden judicial preliminar. Dado que se trataba de un procedimiento de urgencia, puede apelar a un Tribunal superior (en este caso, la Audiencia Territorial de Dusseldorf) nuevamente por la vía rápida, para anularla al menos unos meses. La alternativa es esperar a que el litigio siga su curso habitual ante la Audiencia Provincial, donde la causa continuará abierta por defecto, y ver cómo se resuelve el procedimiento completo, que puede dilatarse desde varios meses hasta un año. Sólo entonces, si el tribunal mantiene su orden, ésta pasará a ser permanente.

'Estamos muy decepcionados con esta decisión, que creemos que limitará la capacidad de elección de los consumidores en Alemania', aseguró ayer Samsung en un comunicado. Apple no quiso comentar la decisión, como suele ser habitual en la compañía.