Público
Público

Samsung pierde la guerra de patentes frente a Apple

La empresa surcoreana ha sido condenada a pagar 800 millones de euros a la compañía de la manzana por copiar su tecnología para algunos modelos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un jurado federal estadounidense ha ordenado a la compañía de telefonía surcoreana Samsung pagar 1.000 millones de dólares (800 millones de euros) al considerar que ha copiado la tecnología de Apple para algunos de sus modelos. El jurado de una corte federal en San José (California) determinó que Samsung violó 'intencionadamente' varias patentes de Apple, incluida su tecnología y el diseño de zoom táctil propia de sus teléfonos inteligentes y de la tableta iPad.

El gigante surcoreano, primer fabricante del mundo de teléfonos móviles, ya ha avisado de que recurrirá la sentencia. Sobre las infracciones que la corte estadounidense le imputa, Samsung ha respondido que 'es una pena que la ley de patentes pueda ser manipulada para otorgar a una compañía el monopolio sobre los rectángulos o las esquinas redondeadas, o sobre la tecnología que está siendo día a día mejorada por Samsung o por otras compañías'.   

Samsung avisa de que el veredicto 'no es la última palabra' y anuncia que recurrirá la sentencia

Apple denunció a Samsung el año pasado por considerar que la empresa surcoreana había copiado deliberadamente los diseños de sus dispositivos móviles para fabricar su siguiente generación de teléfonos y lanzar su tableta Galaxy Tab. Según el Washington Post, entre Apple y Samsung controlan más de la mitad del creciente mercado de los teléfonos móvil inteligentes y ambas empresas encabezan el mercado de las tabletas. El jurado alcanzó su veredicto después de 22 horas de deliberaciones distribuidas en tres días, que según la prensa estadounidense ha sido una decisión rápida teniendo en cuenta la complejidad del caso.

La compañía cofundada por Steve Jobs había pedido originalmente una indemnización a Samsung de 2.500 millones de dólares y que les prohibiera la venta en EEUU de los aparatos que violaran sus patentes. Además del zoom, Apple reclamó la originalidad de sus patentes por el diseño, la disposición de los iconos en la pantalla y otro tipo de gestos de interacción con la pantalla. Samsung rechazó los cargos y contraatacó con otra denuncia el año pasado en la que dijo que Apple había apropiado sin autorización su tecnología de telecomunicaciones 3G y algunas características de la cámara de fotos para teléfonos, entre otras, una infracción de patentes y pagos derivados que valoró en más de 600 millones de dólares. Finalmente, el jurado ha rechazado todas las denuncias hechas por Samsung.

El veredicto concluye un juicio de cerca de dos meses entre dos de las mayores compañías tecnológicas del mundo pero no parece que vayan a quedar así las cosas entre las dos compañías que tienen varios pleitos en distintas cortes del mundo. En un comunicado, Samsung recalcó que el veredicto no debe ser visto 'como un triunfo de Apple', sino como un problema para el consumidor de EEUU que tendrá 'un menor número de opciones, menos innovación y precios potencialmente más altos'. Samsung avisó de que el veredicto 'no es la última palabra' en la guerra de patentes abierta entre los dos gigantes de la tecnología, que se libra en cuatro continentes, al tiempo que señaló que mantendrá su compromiso de ofrecer más opciones a los consumidores.

El jurado alcanzó su veredicto después de 22 horas de deliberaciones distribuidas en tres días

Una portavoz de Apple, indicó por su parte al diario Wall Street Journal, que 'la montaña de evidencias presentadas durante el juicio mostró que lo que Samsung copió fue mucho más allá de lo que incluso creíamos'. Según el diario estadounidense, la juez que lleva el caso, Lucy Koh tiene la última palabra para ratificar la condena o incluso aumentarla, algo que se espera en las próximas semanas, aunque Samsung todavía podría apelar. Los expertos apuntan que aunque el fallo no afectará a los últimos productos de las compañías podría tener un impacto en la forma en la que se diseñan los teléfonos inteligentes y las tabletas, ya que visto el resultado otras compañías pueden evitar utilizar el software rival de Apple.

Samsung se ha convertido en el principal abanderado del sistema Android con unos dispositivos que poco a poco han ido recortando terreno en prestaciones a los creados por Apple con los que ya compite directamente como el novedoso teléfono Galaxy S III. Apple dio a conocer su primer iPhone en 2007 y el primer teléfono Android, el sistema operativo de Google para teléfonos móviles, no salió al mercado hasta un año más tarde.

El fallo en EEUU se produce después de que ayer un tribunal de Seúl determinara que tanto Apple como Samsung habían infringido algunas de sus respectivas patentes en sus dispositivos móviles, lo que resultó en multas para ambas y la retirada del mercado de algunos productos con esas tecnologías en Corea del Sur. Al cierre de la bolsa de Nueva York, Apple subió 0,59 puntos en el índice tecnológico Nasdaq un 0,09 por ciento hasta los 663,22 dólares, mientras que Samsung perdió un 0,93 por ciento, 12.000 wones.