Público
Público

Sanidad no teme que Roche deje de suministrar fármacos

La farmacéutica es la primera suministradora de fármacos a los hospitales españoles y mundialmente conocida por ser fabricante de uno de los dos únicos fármacos aprobados para la gripe A

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La farmacéutica Roche, primera suministradora de fármacos a los hospitales españoles y mundialmente conocida por ser fabricante de uno de los dos únicos fármacos aprobados para la gripe A, Tamiflu, no dejará de suministrar por el momento sus medicamentos a los hospitales españoles, según la compañía y el Ministerio de Sanidad. Sí lo ha hecho en algunos centros públicos de Grecia, según anunció su consejero delegado, Severin Schwan, en una entrevista a The Wall Street Journal (WSJ). Schwan insistió en que 'ningún paciente había dejado de obtener su medicación por las nuevas medidas', que Roche 'podría necesitar adoptar en España también'. El laboratorio vende los fármacos sólo a las farmacias, que se las dan al paciente con la receta.

Un portavoz de Roche España explicó a Público que la empresa 'cree y confía' en encontrar una solución urgente a la situación de impagos que afronta. Según detallan en un comunicado, el periodo medio de pago de algunas comunidades autónomas 'como Castilla y León o Cantabria' supera los 700 días, alcanzándose incluso retrasos superiores a 900 días en determinados hospitales.

La medida se ha llevado a cabo en algunos hospitales públicos griegos

La situación parecer ser algo mejor que la que ha provocado la extrema medida en algunos hospitales públicos helenos. Schwan indica en el WSJ que se trata de centros que no han pagado sus facturas 'en tres o cuatro años'.

A pesar de las quejas de Roche, la empresa no parece estar viviendo el peor de sus momentos económicos. Recientemente, la agencia de calificación de riesgo Moody's subió el rating de la empresa a A1, lo que es un indicador de su solvencia. En 2010, Roche obtuvo un beneficio neto de 6.876 millones de euros, lo que supuso un aumento del 4% con respecto a 2009.

En el comunicado remitido a los medios, Roche insiste en que su objetivo principal es que se pueda garantizar la 'continuidad de su actividad sanitaria en España'. Las operaciones de la compañía, explican, se centran principalmente en el canal hospitalario, lo que la hace, a su juicio, 'especialmente vulnerable' a la morosidad de los hospitales, 'cuyo impacto en la compañía es más grave y más rápido que para otros laboratorios farmacéuticos'. Según su página web, Roche facturó en 2010 en España 1.092 millones de euros. En 2009, cuando se pensaba en la gripe A como una amenaza de salud pública, el Gobierno español adquirió antivirales por entre 40 y 50 millones de euros.

La red social Twitter bullía ayer con mensajes contra la amenaza

El Ministerio de Sanidad lanzó ayer un mensaje tranquilizador. 'España no es Grecia', afirmó el secretario de Estado de Sanidad, José Martínez Olmos, en su twitter. Precisamente esta red social bullía ayer con mensajes contra la amenaza velada de la compañía y los internautas crearon el hagstag #boicotaroche.

La consejera de Salud de Andalucía, María Jesús Montero, fue una de las más críticas también en Twitter: 'Lo de Roche y el aviso de dejar sin suministro no tiene desperdicio después de la historia del Tamiflu. Tenemos que tomar nota', escribió.

Según un portavoz de Farmaindustria, que no entró a evaluar el caso concreto de Roche, los hospitales deben a la industria 5.400 millones de euros. Descartó que, por el momento, haya amenaza de que se dejen de suministrar fármacos a los hospitales. 'Es algo que no se está haciendo; si fuera así, se sabría', afirmó el portavoz.

En la misma línea se expresó el presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica, Emilio Alba, que afirmó que 'ese problema todavía no ha llegado a España'. Roche es un laboratorio líder en fármacos para el cáncer.