Público
Público

El satélite descontrolado está a menos de 200 kilómetros de la Tierra

Un satélite de la NASA se encuentra fuera de control y se estrellará contra la superficie terrestre en un lugar indeterminado a finales de esta semana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un satélite de observación atmosférica de la NASA se encuentra fuera de control y se estrellará contra la superficie terrestre en un lugar indeterminado a finales de esta semana. El UARS, que se encontraba en una órbita a 580 kilómetros de la Tierra, ha reducido su radio orbital a menos de 200 kilómetros.

Los investigadores de la NASA calculan que el satélite se desintegrará parcialmente en la atmósfera y estiman que los 26 pedazos resultantes se esparcirán a lo largo de más de 800 kilómetros. Estos restos llegarán a la Tierra este viernes, con un margen de error de un día más o menos. La localización exacta del lugar de impacto aún no se puede determinar, aunque es muy probable que caiga en algún punto sobre el océano.

Este satélite estuvo en órbita desde 1991 hasta diciembre de 2005, momento en el que empezó a caer hacia la Tierra. Los investigadores calculaban que este año entraría en la atmósfera, en una fecha situada entre finales de septiembre y principios de octubre. Sin embargo, debido al fuerte incremento de la actividad solar que se ha registrado en los últimos días, el satélite ha acelerado su caída.