Público
Público

Un senador de EEUU critica el cierre de dominios sin posibilidad de defensa

El demócrata Ron Wyden señala que ya existe un proceso judicial para hacerlo y que los "secuestros" de dominios son un "alarmante precedente"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esta semana se ha sabido que un tribunal en EEUU ha cerrado una decena de páginas web, bajo la acusación de infringir los derechos de retransmisión de eventos deportivos. Entre los sitios afectados, la web española Roja Directa, ha visto como sus dominios '.com' y '.org' eran secuestrados por el Departamento de Justicia del país.

Los usuarios en la Red se han encendido por la intromisión de EEUU en las actividades de una página web que no opera en su territorio. En España, han sido muchas las voces que han apuntado a que la intromisión de EEUU es una falta de respeto a las autoridades españolas. Incluso, algunos expertos han explicado cómo es posible que se lleven a cabo estas acciones. Pero ningún representante político en EEUU se ha manifestado sobre este asunto.

Sin embargo hoy, el senador Ron Wyden, habitual crítico sobre cómo su Gobierno se extralimita en ocasiones en su afán por hacer cumplir la ley en torno a los derechos de autor, se ha mostrado en contra de esta orden de cerrar las páginas web, según informan desde Techdirt.

El senador demócrata, que se ha mostrado en contra de las leyes promovidas en EEUU en favor de la censura en Internet, ha pedido una mayor vigilancia sobre las actividades del Gobierno en el 'espionaje' hacia los internautas y ha expresado su profunda preocupación por el cierre de dominios llevado a cabo por el ICE, el organismo que vigila la inmigración y las aduanas.

En una carta remitida al fiscal general Eric Holder y al director del ICE, John Morton, el senador Wyden plantea numerosas preguntas, considerando que el ICE ha ido 'más allá de lo razonable y de lo legal' en este asunto. En la carta destaca que ya existe un proceso ordinario que permite a los titulares de los derechos de una obra solicitar la eliminación del contenido que consideran infringido y, además, hacerlo de una forma en que no se vea afectado 'el legítimo desarrollo del sitio web'.

También se ha mostrado claramente preocupado por la falta del debido proceso judicial y ha denunciado el hecho de que estos cierres 'no han dado a los sitios web la oportunidad de defenderse antes de que se impusieran las sanciones'. El senador ha sido claro en sus conclusiones: 'Me preocupa que los bloqueos de nombres de dominio puedan convertirse en el medio habitual de operación, ignorando un proceso legal ordinario. Es un precedente alarmante'.