Público
Público

El sida afecta a más personas que nunca pero deja menos muertos

Según datos de Naciones Unidas, hay 34 millones de infectados pero el número de fallecidos descendió hasta 1,8 millones en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El número de infectados de sida en todo el mundo ha ascendido hasta los 34 millones de personas, el más alto de la historia según datos de UNAIDS, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre sida. Sin embargo, el número de fallecidos por el virus ha descendido hasta los 1,8 millones en 2010 desde los 2,2 millones registrados a mediados de la última década gracias a los avances médicos.

Según el director de UNAIDS, Michael Sidibe, los últimos doce meses han cambiado el panorama en la lucha global contra el sida. Desde 1995 se han evitado en torno a 2,5 millones de muertes en países pobres y en vías de desarrollo gracias a la introducción de medicinas. Gran parte de este éxito, según Sidibe, se ha producido en los últimos dos años, cuando se ha incrementado el número de personas con acceso a un tratamiento.

Desde 1995, se han evitado 2,5 millones de muertes

'Nunca antes hemos tenido tantos avances y resultados científicos en un sólo año', ha admitido Sidibe. 'Incluso en esta etapa de crisis e incertidumbre financiera, estamos viendo resultados. Más países que nunca han logrado una reducción significativa en nuevas infecciones y han estabilizado sus epidemias'. 

Aún así, el número de infectados sigue creciendo. La última cifra, 34 millones, supera los 33,3 millones del año 2009. Por suerte, la cifra de personas que acceden al tratamiento ha asecendido en 1,4 millones en el último año, lo que supone un 'tremendo avance' para Adrian Lovett, del grupo contra la pobreza ONE. 

El número de nuevos infectados ha descendido un 15% en la última década

También se están logrando avances en prevención de nuevos infectados. Según los datos de las Naciones Unidas, en 2010 hubo 2,7 millones de nuevos infectados, un 15% menos que en 2001 y un 21% menos que en 1997, cuando se produjo el mayor número de nuevos infectados. El 70% de estas nuevas infecciones se ha producido en el África subsahariana. 

Según Médicos Sin Fronteras, 'nunca antes ha existido un momento tan prometedor para dar la vuelta a la enfermedad'. Sin embargo, la organización advierte que se necesita incrementar el número de personas que puedan acceder a un tratamiento, especialmente en las regiones del África subsahariana.