Público
Público

Los sindicatos denuncian que el debate de la Ley de la Ciencia se estanca

El Gobierno no ha reunido a las partes desde junio pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El debate entre el Ministerio de Ciencia e Innovación y los agentes sociales para conseguir un consenso sobre la futura Ley de la Ciencia lleva casi seis meses parado, según denunció ayer CCOO.

La ministra del ramo, Cristina Garmendia, presentó ayer al Consejo de Ministros un informe sobre el estado de la ley, que creará un nuevo modelo de carrera científica y de financiación de la I+D. El informe señalaba que 'en las últimas semanas, el Ministerio ha intensificado los contactos con todos los agentes del Sistema de Ciencia y Tecnología, con especial atención a los agentes sociales'.

Pero la mesa de negociación a la que están sentados los sindicatos, la patronal y el Ministerio no se reúne desde el 9 de junio, según Salce Elvira, secretaria de Investigación, Desarrollo e Innovación de CCOO y una de las partes de la negociación. En la última reunión, los dos sindicatos que se sientan a la mesa, CCOO y UGT, rechazaron el apartado del borrador que recogía los diferentes modelos de contratación de personal por considerar que 'precarizaba la situación laboral de los científicos', detalla Elvira.

El Ministerio se comprometió a revisar el texto y citar a las partes para una nueva reunión, algo que aún no ha ocurrido. 'Ha habido un incumplimiento importante en cuanto a los plazos', lamenta Elvira.

La tramitación de la ley es la máxima prioridad del Ministerio, que quiere que el texto final del anteproyecto llegue al Consejo de Ministros en febrero tras los retrasos ocasionados por la destitución de Carlos Martínez como secretario de Estado de Investigación a principios de este mes y el nombramiento de su sucesor, Felipe Pétriz.

Otros puntos de fricción ante la nueva ley son la participación de las comunidades autónomas en el sistema de I+D, la financiación del sistema de investigación a medio y largo plazo, y las partidas dedicadas a financiar la aplicación de la ley, destacó Elvira. Señaló que espera 'un debate sosegado' del nuevo texto y opinó que 'es complicado que esté listo en febrero'.

CCOO y UGT reconocieron haber recibido una buena disposición por parte de Pétriz para reanudar las conversaciones.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó ayer que la nueva Ley de la Ciencia permitirá que los investigadores españoles cuenten con una carrera “estable, basada en métodos, méritos y reconocimiento”. Según el Ministerio de Ciencia, el texto buscará “el mayor consenso” entre todos los agentes del sistema de ciencia y tecnología. Sin embargo, la Federación de Jóvenes Investigadores/Precarios (FJI), que representa a los becarios de investigación, denuncia que ha sido excluida de la negociación.

“El Ministerio no nos ha llamado para nada”, declara el portavoz de la FJI, Salomón Aguado. “Este texto está tan consensuado como el del borrador cero, que no incluía ninguna de nuestras aportaciones”, añade.

Según Aguado, “el texto está cargado de buenas intenciones, pero no es más que un lavado de cara”. La FJI lleva más de diez años reivindicando cambios en el sistema de becas. “Es intolerable que haya trabajadores en universidades públicas sin seguridad social ni seguro de desempleo”, concluye.

Informa Marta del Amo.

Según el Ministerio, la nueva Ley de la Ciencia creará un modelo de carrera científica que mejorará la situación laboral de los investigadores.

El texto concretará las estrategias estatales de I+D
y creará un consejo de coordinación.

Fomentará la publicación de investigaciones financiadas con fondos públicos.

Creará un agencia de financiación y evaluación.

Contribuirá al cambio de modelo del sistema productivo y fomentará la cooperación entre el sector público y el privado.