Público
Público

El sistema operativo Firefox "abierto y libre", contra Google y Apple

Cerca de una veintena de operadores y varios fabricantes de telefonía móvil integrarán este software que busca convertirse en un estándar "abierto" frente a las propuestas "cerradas" de los iPhone o los m&oa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Estamos haciendo posible que tanto operadores, fabricantes de telefonía como desarrolladores gestionen, personalicen y sean dueños de sus relaciones con los clientes directamente gracias a nuestros productos para dispositivos móviles', aseguran desde Mozilla, que han enarbolado la bandera de los sistemas abiertos y libres en el arranque del Mobile World Congress que se ha inaugurado hoy en Barcelona.

Con el apoyo de dieciocho compañías operadoras de telefonía móvil, Firefox OS ha despertado también el interés de numerosos fabricantes de dispositivos móviles y desarrolladores de aplicaciones e incluso videojuegos. Así, Telefónica, América Móvil, China Unicom, Deutsche Telekom, Etisalat, Hutchison Three Group, KDDI, KT, MegaFon, Qtel, SingTel, Smart, Sprint, Telecom Italia, Telenor, Telstra, TMN y VimpelCom han anunciado ya que dispondrán de terminales con este sistema este mismo año, mientras que Alcatel, LG y ZTE son los fabricantes que lanzarán los primeros terminales.

El sistema operativo de los 'smartphones' es clave para el desarrollo de aplicaciones, en un mercado que cada día obtiene mayores ingresos a través de la venta de productos digitales ('Apps'), en lugar de sólo terminales. Prueba de ello, es el empeño que compañías como Apple o Google han puesto en proteger sus propios sistemas para dispositivos móviles, iOS y Android, respectivamente. Frente al modelo obsolutamente cerrado de la compañía de la manzana (iOS), donde todo el proceso de creación de una aplicación depende de los servicios que ofrece la compañía a los desarrolladores, y el modelo mixto de Google, donde el uso de un sistema de código abierto (Android) no supone necesariamente una mayor libertad en la creación de aplicaciones, Mozilla ha asegurado que Firefox OS 'es completamente abierto'.

'La web es la plataforma y Firefox OS es por tanto un sistema abierto, que promueve una mayor participación', aseguran desde Mozilla. Lo cierto es que el sistema operativo que comenzará a verse en terminales en España este mismo año está desarrollado completamente con HTML5 y otros estándares web abiertos. Así es como debería estar libre de las limitaciones y las normas que imponen las plataformas de Google y Apple.

Mozilla tiene claro su objetivo: convencer a fabricantes, operadores y desarrolladores de que su sistema es el más escalabe, sencillo y económico en el que desarrollar aplicaciones y conseguir así conformar un ecosistema con el mayor número de 'apps'. Desde la llegada de los 'smartphones', el mercado de telefonía se ha convertido en un sector que gana dinero con la venta de aplicaciones, mediante la distribución de terminales, y no al revés.

Lo que promete Firefox OS es convertirse en un sistema operativo integrado en móviles, pero al que cualquier entendido puede meter mano. Empresas que pueden crear sus propios programas de facturación, usuarios que pueden personalizar al máximo sus terminales, desarrolladores que pueden lanzar fácil y rápidamente nuevas aplicaciones y un auténtico caramelo para los operadores que podrán integrar en los teléfonos móviles todos sus servicios sin necesidad de depender de las condiciones del propietario del sistema.

Pese a declarar esta intención de apertura y libertad, lo cierto es que el argumento esgrimido por Mozilla en el lanzamiento de Firefox OS no difiere en casi nada de las palabras con las que en su día se lanzaron los sistemas de los móviles de Apple y Google. De hecho, el propio sistema para móviles Android de Google está basado en Linux, abanderado de los sistemas operativos de código abierto. Ahora la pelota está en el tejado de los desarrolladores y operadores de telefonía, responsables de la creación de miles de aplicaciones, mientras los usuarios sigue reclamando, sencillamente, que los teléfonos móviles sean más económicos.