Publicado: 20.01.2014 10:59 |Actualizado: 20.01.2014 10:59

La sonda Rosetta despierta tras casi tres años en hibernación

El Centro Europeo de Operaciones Espaciales confirma si la nave restablece el contacto con la Tierra después de permanecer dormida mientras se adentraba en el espacio profundo hasta la órbita de Júpiter.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) de la Agencia Espacial Europea (ESA) en Darmstadt, Alemania, confirmará hoy si la sonda Rosetta se ha activado según lo previsto. Tras 957 días en hibernación en el espacio profundo, hoy a las 11 de la mañana (hora peninsular) está previsto que suene el despertador de la nave. Su ordenador efectuará una secuencia automática de comandos para restablecer el contacto con la Tierra, donde se espera que esta tarde llegue la señal.

La sonda Rosetta se dirige al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. A mediados de 2011 la nave entró en estado de hibernación para ahorrar energía mientras se adentraba en el espacio profundo hasta la órbita de Júpiter. Antes de dormir se orientó de forma que sus paneles solares apuntasen siempre hacia el Sol y empezó a girar sobre sí misma una vez por minuto para mantener la estabilidad. Los únicos sistemas que quedaron encendidos fueron el ordenador de a bordo y varios calentadores.

Ahora la órbita de Rosetta la ha traído a tan sólo 673 millones de kilómetros del Sol, una distancia a la que ya vuelve a recibir suficiente energía solar para alimentar a todos sus sistemas. En cuanto los sensores de estrellas estén listos, el satélite calculará con precisión su orientación y apuntará su antena de alta ganancia hacia la Tierra, encenderá su transmisor y enviará la señal que confirmará que las operaciones se han efectuado correctamente.

Rosetta se encuentra a unos 807 millones de kilómetros de la Tierra, lo que significa que la señal tardará unos 45 minutos en llegar hasta las estaciones de seguimiento. La primera oportunidad de recibir su señal será entre las 18:30 y las 19:30 horas.

Las antenas de espacio profundo de la NASA y la ESA estarán preparada para recibir la señal, relevándose a medida que gira la Tierra. La primera de la lista será la antena de 70 metros de diámetro de la NASA en Goldstone (California, EE UU) seguida por la de Canberra al este de Australia y la antena de 35 metros de diámetro de la ESA en Nueva Norcia, al oeste de Australia.

La primera antena que reciba la señal reenviará los datos de forma inmediata al ESOC. Los científicos de la misión esperan ansiosos este momento, que se anunciará en directo a través de su cuenta en Twitter. Rosseta ha sido diseñada y construida por Airbus Defence and Space (antes Astrium) como contratista principal. La compañía española Thales Alenia Space España también ha participado en algunos de sus dispositivos electrónicos y de radiofrecuencia.

A mediados de 2014, el orbitador de la nave comenzará a orbitar alrededor del cometa durante varios meses a medida que se acerque al Sol. Después, se lanzará un pequeño módulo de aterrizaje, recientemente denominado Philae, que aterrizará en la superficie del gélido 67P/Churiumov-Guerasimenko. Los instrumentos científicos de la nave permitirán analizar su superficie, su composición y datos de temperatura, así como analizar los gases y el polvo emitido desde el núcleo y su interacción con el viento solar.

El nombre de la sonda está inspirado en la piedra de Rosetta, y el módulo de aterrizaje Philae también tiene un nombre inspirado en la antigua ciudad egipcia del mismo nombre -hoy sumergida-, donde existió un obelisco que ayudó a descifrar el texto de la famosa piedra. Igual que esta sirvió para desvelar los misterios de la escritura jeroglífica egipcia, se espera que la sonda del mismo nombre aclare algunas de las incógnitas sobre la historia y las características del sistema solar.