Público
Público

Steve Jobs dimite al frente de Apple

Reconoce no estar en condiciones para seguir como consejero delegado. Su sustituto será Tim Cook

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Steve Jobs anunció su marcha y el mundo de la tecnología tembló. El hasta ahora consejero delegado de Apple ha sorprendido con un comunicado -no tanto por inesperado sino por su trascendecia-  en el que anuncia su dimisión al frente de la compañía tecnológica estadounidense. Su fragilidad física era conocida pero no por ello ha restado impacto a la noticia. La reacción en las redes sociales ha sido instantánea.

No se trata de una renuncia cualquiera. Jobs, el responsable de convertir a una compañía con problemas en una de las más influyentes del planeta, se va en el momento más dulce de la empresa. En la cumbre del negocio tecnológico. Su sustituto, como ya ocurrió durante sus bajas por enfermedad, será Tim Cook.

En la nota, Jobs reconoce no estar en condiciones para seguir al frente del gigante tecnológico: 'Siempre he dicho que si llegaba el día en el que no podría hacer frente a mis obligaciones al frente de Apple como consejero delegado, sería el primero en hacéroslo saber'. De este modo comunicó su decisión, por carta, a la junta directiva de la empresa y a la comunidad de Apple. 'Desafortunadamente, ese día ha llegado', añadió.

'Ese día ha llegado'

Jobs estuvo presente en la conferencia de apertura de WWDC 2011, en San Francisco. Ese acto supuso su segunda comparecencia pública desde que en enero se tomase una baja médica indefinida. Se desconoce los motivos que llevaron a Jobs a pedir esa baja médica.

Lo que sí son conocidos son los graves problemas médicos que ha tenido que afrontar. En 2004 superó un cáncer de páncreas y en 2009 fue sometido a un trasplante de hígado. Pese a dichos inconvenientes, el hasta ahora consejero delagado de la compañía de la manzana ha continuado activo en la toma de decisiones de la empresa. En febrero, por ejemplo, acudió a una reunión a puerta cerrada con el presidente estadounidense, Barack Obama.También fue el encargado de presentar el iPad 2 en marzo.

'Creo que los días más brillantes e innovadores de Apple aún están por llegar', afirmó en la carta, 'y espero seguir contemplando y contribuyendo a ese éxito desde una nueva posición'.

La marcha de Jobs supondrá una nueva etapa en la compañía plagada de dudas. Su liderazgo se antoja una losa difícil de cargar para Cook. También las dudas se ciernen sobre el propio Jobs, ya que su marcha no hace otra cosa que acentuar los rumores sobre su estado de salud. Tampoco ayuda su historial clínico ni las fotografías que le tomaron en febrero en la clínica donde recibió tratamiento por cáncer del páncreas el fallecido actor Patrick Swayze.

Jobs se tuvo que retirar durante varios meses a principios de 2009 para tratar lo que denominaron 'desequilibrios hormonales', aunque luego se supo que se había sometido a un trasplante de hígado, en abril de ese año, en un hospital de Tennessee.