Público
Público

Tecnología de ciencia ficción para paliar la crisis

RedIRIS Nova es una de las 24 medidas aprobadas por el Gobierno para impulsar el crecimiento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un momento en el que la economía española está en crisis, el Gobierno insiste en que la solución a los problemas económicos está en un cambio en el modelo de crecimiento. Por eso, una de las 24 medidas para paliar la crisis que el Gobierno aprobó el mes pasado en Consejo de Ministros es la implantación de RedIRIS Nova, una red avanzada que pretende mejorar las vías de información y comunicación de los investigadores españoles.

Esta nueva red, dicen sus responsables, facilitará que los científicos españoles formen parte de los grandes proyectos de investigación a nivel mundial, algo que hasta ahora no era posible en todos los casos, pues no siempre se disponía de la tecnología necesaria.

RedIRIS Nova sustituirá a la actual Red de Interconexión de Recursos Informáticos (RedIRIS) para solucionar las dificultades de los académicos ante los nuevos retos de la investigación. Se comenzará a ejecutar a partir de 2009 e irá sustituyendo poco a poco a RedIRIS. 'Es un salto tecnológico muy importante porque permitirá desarrollar una nueva generación de servicios que harán más fácil, barato y rápido el trabajo a los investigadores', asegura su director, Tomás de Miguel.

Hasta ahora, las redes académicas seguían un modelo de alquiler de conexiones a redes de alta capacidad, pero ahora se basarán en redes de fibra óptica propias. Con esta tecnología, explica De Miguel, se podrán enviar datos hasta 100.000 veces más rápido que las conexiones de Internet que cualquier ciudadano tiene en su casa. Con ello, se podrá, por ejemplo, transmitir vídeo de alta definición en tiempo real para una comunicación más natural y fluida entre investigadores que se encuentran en distintos lugares.  

'Su aplicación será de gran utilidad, por ejemplo, para el gigantesco proyecto del nuevo acelerador de partículas LHC en el que trabajarán miles de investigadores, porque para coordinarlo hará falta una red muy potente que transporte datos a mucha velocidad',
indica De Miguel.

Ciencia-ficción

También se podrán controlar a distancia instrumentos científicos muy caros y singulares que no se pueden producir a gran escala. 'Si alguien quiere investigar una estrella que sólo se vea desde el hemisferio sur, ya no tendrá que viajar al observatorio de Chile: podrá ver desde su despacho lo mismo que vería allí', indica el director de la red española de I+D.

Otro servicio al que podrán acceder los científicos y con el que ya se está experimentando es el de manipular recreaciones a través de una televisión 3D o de una televisión holográfica. 'Será como en La guerra de las galaxias: apretando un botón, aparecerá a tu lado el dispositivo en el que estés trabajando y podrás moverlo con la mano para ver sus diversos ángulos', asegura De Miguel.

Este proceso evitaría realizar múltiples maquetas. 'Parece ciencia-ficción, pero cosas como estas no tardarán en ser reales y pronto estarán a disposición de cualquier ciudadano', añade.


Asimismo, se están probando sistemas que permitan a cirujanos expertos en un área muy concreta, pero que no se puedan desplazar, guiar operaciones a distancia, sincronizar varios equipos y controlarlos desde un único punto.

Más de 300 instituciones, entre centros educativos, hospitales, bibliotecas, museos y demás centros relacionados con la investigación están ya afiliados a esta red, que se unirá a redes de países de todo el mundo. Los expertos de RedIRIS Nova calculan que de estas innovaciones se podrá beneficiar alrededor de dos millones de expertos. 'Todo ellos, con mayor capacidad y menor coste que lo que permite la actual red', afirma De Miguel.

El desarrollo de RedIRIS Nova se encuentra en su fase preliminar, pero lo que más destaca el director de este proyecto es su 'beneficio social'. Según explica, las sociedades avanzadas deben invertir mucho en investigación por su impacto en el desarrollo del país. 'Por eso es tan importante que el Gobierno apueste por ello en época de crisis', concluye.