Público
Público

Casi 14 millones de españoles tirarán su TDT a la basura

De los 14 millones de receptores TDT distribuidos en España, sólo 250.000 servirán para los contenidos interactivos que ofrecerán los canales en el futuro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los hogares españoles cuentan ya con más de 14 millones de terminales de Televisión Digital Terrestre (TDT), pero solo 250.000 de ellos permiten servicios interactivos avanzados, situación que impide un desarrollo de la sociedad de la información, según señala José Luis Vázquez, consejero delegado de Mirada, una empresa que crea y gestiona servicios interactivos que permiten la compra de contenidos digitales a través de televisión, móviles o Internet.

Aunque en España, la cobertura de la TDT está ya en el 90% y el grado de penetración alcanza al 45,1%, con 14,2 millones de equipos vendidos y una cuota de pantalla que alcanza el 21,9%. Estas buenas cifras en lo que se refiere a la incorporación de los hogares españoles a la TDT contrasta 'por el retraso en la aplicación de un plan integrado, por parte de los diferentes agentes del mercado audiovisual, fabricantes y administración pública', señala José Luis Vázquez.

'Hasta la fecha, no se ha alcanzado un estándar en los receptores que permita acceder a servicios avanzados por televisión en ámbitos tan importantes como el educativo, sanitario o de entretenimiento, cuando el despliegue de los receptores alcanza ya una inmensa mayoría de hogares'.

Este responsable, afirma que en Reino Unido, la clave ha sido la aplicación de la norma de distribución de receptores TDT que exige la presencia en todos los receptores de una 'capa interactiva', o en Italia, el hecho de que los canales ofrecen verdaderos contenidos interactivos, lo que ha generado el interés por adquirir receptores TDT interactivos.

Ante esta situación de falta de regulación en España y mientras los canales continúen ofreciendo contenidos sin ningún valor interactivo añadido, se seguirán comercializando los receptores TDT de precio bajo, carentes de posibilidades para el futuro.

Vázquez considera que los españoles tendrán que pagar un precio por esta falta de iniciativa. 'En cualquiera de los escenarios que imaginemos, será necesaria la presencia de nuevos receptores para disponer de los servicios que se están desarrollando'.