Público
Público

Arrancan los 'juegos olímpicos' de los videojuegos

En ellos compiten los 800 mejores jugadores del mundo. En Corea son héroes nacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando las luces se apaguen hoy en el pabellón 8 del centro de congresos Koeln Messe de Colonia (Alemania), los 800 mejores jugadores del mundo, procedentes de 78 países, se enfrentarán entre sí en distintas categorías para demostrar que son los mejores del mundo en el videojuego en el que compiten. Hasta allí han viajado también los 11 jugadores españoles que se hicieron con el triunfo en la final nacional que se celebró en Madrid, a finales de septiembre.

El evento encargado de reunir a tantos jóvenes se llama World Cyber Games , unas ciberolimpiadas que se celebran cada año y que no paran de crecer. Arrancaron en Seúl en el año 2000 con sólo 17 países compitiendo en cuatro juegos. Este año el reto, se celebra con 14 títulos entre los que se encuentran clásicos como Starcraft, Counter-Strike o WarCraft III y recién llegados como Halo 3 o Guitar Hero III. Pekín acogerá los World Cyber Games 2009, y Madrid espera lograr ser el anfitrión en 2010.

La edad media de los participantes que acuden a este tipo de encuentros ronda los 20 años aunque, como destaca Alberto Guerrero, director general de Nuatt, empresa organizadora de la final nacional, 'los jóvenes van muy arropados, tanto por el jefe de grupo como los miembros de la organización'. Guerrero, que ha viajado con ellos a la final de los World Cyber Games y conoce muy bien a los representantes españoles, mantiene que se trata de un gran acontecimiento para todos ellos. 'Para los más jóvenes, suele coincidir con la primera vez que viajan fuera de su país, resultando una experiencia muy excitante'. Además de la tensión que suponen las rondas eliminatorias, Guerrero destaca el espíritu festivo de los participantes, que aprovechan para conocer a jugadores de otros países con los que ya habían competido a través de la Red.

Apoyo nacional

El más joven del equipo español es Alejandro Revidiego que, con 14 años, compite por el título mundial de Guitar Hero. Algunos de los jugadores a los que tendrá que enfrentarse Revidiego en la World Cyber Games son profesionales. En Asia, los participantes en e-sports (denominación que se aplica a este tipo de competiciones electrónicas) reciben un trato distinto del que se les otorga en Europa. Como ejemplo, el caso de un joven de Singapur que, para participar en la World Cyber Games 2005, obtuvo un aplazamiento de dos meses para realizar el servicio militar. 'En línea con el apoyo del Gobierno al deporte, la cultura y las artes, el Ministro de Defensa considerará posibles aplazamientos para los jóvenes que hayan sido seleccionados para representar a Singapur en un prestigioso evento deportivo y cultural internacional', argumentó en su día un portavoz del ministerio.

Además de este tipo de privilegios, en Corea y China se considera a los jugadores de éxito como héroes nacionales y sus partidas se emiten en los canales de televisión. Guerrero, pese a ser consciente de esas diferencias, mantiene que los jugadores profesionales son una minoría en este tipo de eventos en el que los jugadores se clasifican por países. Además, mantiene que 'no hay diferencia entre un tipo de jugadores y otros', y que 'es una cuestión de concentración y de entorno mezclada con buenas y malas rachas'.

Desde la primera edición de los World Cyber Games, Corea y EEUU, y Alemania en el contiente europeo han monopolizado buena parte del medallero. Pedro Moreno, que compite para convertirse en campeón mundial de Warcraft III, no establece una relación directa entre ganar más medallas y que algunos jugadores tengan financiación privada y, por tanto, puedan vivir de los videojuegos: 'Algunos de ellos tienen salarios muy altos y practican unas 10-12 horas al día porque es su trabajo', aclara. Moreno añade que también influye el hecho de que los videojuegos están más asentados en otros países y que, por tanto, hay más gente para practicar y perfeccionar el sistema de juego. Buena parte de los jugadores españoles que acuden a competir a la World Cyber Games están patrocinados por alguna empresa, aunque esto no supone que puedan vivir de ello. De hecho, en España no hay nadie que se gane la vida con este tipo de competiciones. Los expertos mantienen que la experiencia en estos torneos es muy importante, ya que es fácil dejarse impresionar por el espectáculo y la tensión que rodea al evento. Los cuatro días de torneo se saldarán este domingo, día en el que se disputarán las finales. Los mejores de cada una de las categorías se repartirán unos 385.000 euros.

Pedro Moreno, español de 16 años, viaja a Colonia a competir en ‘Warcraft III’

Pedro ‘Lucifron’ Moreno (Barcelona, 1991) es el representante español que ha viajado a Colonia para competir en la World Cyber Games por el videojuego Warcraft III, al que empezó a jugar en septiembre de 2006. Es el campeón de España en este título, pero no es éste su único motivo de orgullo. A mediados de octubre se proclamó en Anaheim (EEUU) el segundo mejor jugador del mundo de Warcraft III tras caer en la final frente a un jugador coreano apodado LYN, al que ya había ganado el día anterior. Consiguió un premio de 11.700 euros.
SDLqWarcraft III es un título en el que siempre estás compitiendo a través de Internet, incluso cuando entrenas”, detalla Moreno que, por su propia experiencia, establece una relación entre cómo se juega en Internet y la invitación a eventos internacionales: “Si tú mejoras, te invitan a otros torneos, ya sean presenciales o a través de la Red”.
Sus dos hermanos, de 22 y 15 años, forman parte de su mismo club, x6tence.AMD, al que se unió a finales de 2006 y que, como él mismo detalla, “agrupa a los mejores jugadores españoles”, aunque no son profesionales. Su hermano mayor fue uno de los primeros en animarle a jugar, pero también su padre. “Mis padres me apoyan en la competición. Esto no es lo que la gente piensa y hay que trabajar mucho”, añade Moreno en referencia al estereotipo erróneo que retrata al ciberjugador como un individuo aislado, incapaz llevar a cabo otro tipo de actividades. Moreno, que quiere estudiar Ingeniería Informática, destaca que con estos eventos tiene la oportunidad de viajar por todo el mundo y conocer en persona a gente con la que ya ha jugado a través de la Red. Además de su participación en los torneos, Moreno, que estudia 2º de Bachillerato, tiene siempre presente su formación académica, “que es lo único que mis padres me piden para mantenerme en los torneos”, añade.
Disciplina de juego
Días antes de viajar a Colonia para competir, Moreno ha pasado entre tres y cuatro horas delante del ordenador practicando. Cuando se le pregunta qué hay que hacer para ser un jugador de élite, destaca que, además de “trabajar mucho”, también se necesita un “talento natural para los videojuegos”. Al igual que la mayoría de sus competidores, Moreno estudia las partidas de otros jugadores que están colgadas en Internet. “Todo el mundo ve las partidas de los jugadores que son buenos para analizar cuáles son sus fallos y poder ganarles”, añade. Conscientes de ello, los jugadores ultiman en los días previos a la competición estrategias para sorprender al contrario. Una vez hecho el trabajo, el triunfo queda en manos de la suerte.