Público
Público

España no está preparada para el apagón analógico

El sector audiovisual cree que España está poco o nada preparada para desconectarse de la televisión analógica y engancharse a la televisión digital terrestre (TDT) en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los operadores de televisión privada y la entidades de carácter local que operan emisoras de televisión son los que se muestran más escépticos con el cambio, frente a los de las públicas y las empresas de tecnología, que son más optimistas.

Las dificultades para conseguir una cobertura amplia, como la renovación de televisores, adquisición de descodificadores o instalación de antenas, así como la falta de confianza en la fecha del apagón impuesta por el Gobierno o la falta de interés de ciertos operadores en la TDT, son las principales causas por las que la mitad de los entrevistados creen que el país no está aún preparado para migrar a la televisión digital.

No obstante, la entrada de la TDT puede impulsar económicamente un sector audiovisual que cada vez es más importante en las principales economías del mundo. 'Creemos que el sector audiovisual puede tener una trayectoria de crecimiento muy importante con la TDT', dijo Joaquim Triadú, profesor de la IESE de la Universidad de Navarra que encargó el estudio.

La encuesta realizada entre 168 responsables de empresas y expertos del sector audiovisual indica que para la mayoría del colectivo son la administración y los organismos reguladores los que tienen que impulsar el proceso de migración a la TDT con campañas divulgativas y la promoción de ayudas económicas, por ejemplo para la renovación del parque de televisores.

También se pide a los operadores y canales que apuesten por una mejora de los contenidos en la TDT y se impliquen más en el cambio.

El actual modelo de TDT implantado en España, que supone pasar de 8 ó 10 canales a unos 40 ó 50 canales, es poco o nada sostenible a nivel económico para el 64,3% de los encuestados, principalmente para operadores, expertos y empresas y entidades de ámbito local.

Para los agentes del sector, la falta de una apuesta clara por los servicios interactivos (62,5%), la ausencia de contenidos para tantos canales y/o la reducción de la calidad de los mismos (52,4%) son las dos críticas principales a la existente TDT.

La introducción de los servicios interactivos se frena por problemas tecnológicos, pues necesita de una tecnología especial, denominada MHP, e igual ocurre con la televisión de Alta Definición, que aún no ha entrado en el mercado y para la que hace falta otro tipo de receptor.

Y además también está por venir la televisión que incorpore Internet, el formato que reina cada vez más entre el público joven y que dará otra gran vuelco a un sector para el que el Gobierno está elaborando una Ley Audiovisual cuyo esperado borrador debería estar listo para principios de 2009.