Público
Público

Europa entra en la supervisión de los dominios de Internet

La Corporación de Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN) estará controlada por grupos independientes y no solo por EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Europea (CE) ha acogido favorablemente el anuncio de que la Corporación de Asignación de Nombres y Números en Internet (ICANN) a partir de mañana, jueves, estará controlada por grupos independientes y no por EEUU de forma unilateral.

De esta manera, ha explicado en un comunicado la comisaria europea de Sociedad de la Información, Viviane Reding, Internet será 'más independiente, responsable e internacional'.

La ICANN, una corporación privada sin ánimo de lucro establecida en el estado de California (EEUU), ha operado hasta ahora por medio de un acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos, que ha expirado hoy.

Pero el Gobierno estadounidense ha decidido no prorrogar ese contrato y adoptar una 'declaración de compromisos' conjunta con la ICANN.

En la práctica, este cambio supone 'una importante reforma', dado que, según ha explicado Bruselas, el organismo dejará de estar sometido a la supervisión unilateral de EEUU y pasará a ser controlado por grupos independientes en los que participarán gobiernos de todo el mundo.

Esos grupos serán nombrados por el Comité Asesor Gubernamental (GAC) de ICANN, en el que la Unión Europea desempeñará 'un papel activo', y por la propia ICANN, ha explicado el Ejecutivo comunitario.

Entre las tareas de este organismo, figura la estructura de la red y de sus dominios -las letras finales de las direcciones como .com, .es-, o la asignación de las direcciones del protocolo IP, el número que identifica a los ordenadores en Internet.

Con esta modificación se suple una vieja reivindicación de Bruselas que, desde 2005, ha solicitado reiteradamente esa reforma, 'necesaria' para lograr importantes objetivos de interés público como la libertad de expresión o la estabilidad de las transacciones comerciales en línea.

El Ejecutivo comunitario se ha comprometido 'vigorosamente' a respaldar la aplicación de la reforma hoy anunciada y a colaborar en ella.

'ICANN parece ahora mucho más independiente y responsable sobre el papel. Colaboremos para garantizar que también lo sea en la práctica', ha recalcado Reding.