Público
Público

Europa quiere abaratar los SMS desde el extranjero

La Comisión Europea presentará hoy una norma para rebajar hasta un 60% el precio de los mensajes de texto enviados desde el extranjero.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Europea considera que las tarifas actuales son demasiado altas y que los consumidores están siendo estafados. El Ejecutivo comunitario quiere también imponer un tope a las tarifas mayoristas (las que se cargan entre sí las operadoras) de roaming para la transmisión de datos.

En la actualidad, los SMS enviados desde el extranjero cuestan 10 veces más que los que se mandan dentro de un mismo Estado miembro, según los datos de Bruselas. El coste medio de un mensaje de texto en itinerancia en la UE se sitúa en 29 céntimos de euro, pero puede alcanzar los 80 céntimos para los viajeros procedentes de Bélgica. Además, no ha bajado en los últimos meses pese a los reiterados avisos enviados por la Comisión. En el caso de España, el precio medio es todavía más elevado, de 40 céntimos.

El Ejecutivo comunitario propondrá fijar un precio tope de 11 céntimos por mensaje de texto enviado desde el extranjero (sin incluir el IVA). Al mismo tiempo, la tarifa límite mayorista para las operadoras será de 0,4 céntimos. La comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, espera que las compañías compitan por debajo de estos precios y que a largo plazo los precios bajen al menos hasta 4,2 céntimos por mensaje. Los topes entrarían en vigor el 1 de julio de 2009 si la Eurocámara y los Veintisiete los aceptan.

La nueva norma no incluirá topes para los precios que se cobran a los clientes por el roaming en la transmisión de datos. Y ello pese a que descargar un mega de información en el extranjero cuesta hasta 16 euros, frente a los 15 céntimos de tarifa para las descargas nacionales, según las estadísticas de Bruselas.

La Comisión considera que de momento es suficiente con obligar a las compañías a que, cuando su cliente cruce una frontera, le informen de los precios. Además, desde el verano de 2010, cada usuario deberá poder fijar un límite de gasto a partir del cual se corte el servicio. Finalmente, para el precio mayorista se establecerá una tarifa máxima de 1 euro por mega para estimular la competencia y proteger a las pequeñas compañías.

Reding propondrá también prorrogar tres años los topes que ya se aplican al precio de las llamadas de voz en el extranjero, que en principio tendrían que expirar en 2010. En julio de 2012, la tarifa máxima para las llamadas realizadas caerá hasta 34 céntimos y para las recibidas hasta 10 céntimos (frente a 46 céntimos y 22 céntimos en la actualidad, respectivamente).