Público
Público

El Gobierno "premiará" a los ayuntamientos que coloquen antenas de telefonía móvil

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, confirma que el Gobierno pretende incentivar de este modo la extensión de la cobertura móvil

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, aseguró que el Gobierno 'premiará' a aquellos ayuntamientos que coloquen antenas de telefonía móvil para mejorar la cobertura, en el marco del Plan Avanza, que recoge la subvención a consistorios locales para la extensión de la Sociedad de la Información.

Durante su intervención en el XXI Encuentro de Telecomunicaciones, organizado por la UIMP y AETIC, Sebastián enmarcó dichas ayudas en el nuevo 'Plan Avanza Dos', que se pondrá en marcha antes de que finalice el año, incorporará nuevas líneas estratégicas y se extenderá hasta 2012.

En la misma línea, el titular de la cartera de Industria destacó que las operadoras de telecomunicaciones deben asumir el compromiso de ampliar la cobertura de sus servicios y adelantó la intención del Gobierno de extender la cobertura móvil en toda la red de Metro de las ciudades españolas.

El Plan Avanza ha movilizado más de 5.000 millones de euros durante el periodo comprendido entre 2005 y 2008, y más de 3.800 millones de euros adicionales a través de la colaboración de otras administraciones públicas, entidades sin fines de lucro y empresas, según explicó el ministro.

A su juicio, en un momento de coyuntura 'incierta y difícil' el macrosector debe jugar un papel importante, ya que contribuye a cimentar las bases de crecimiento y a reducir la inflación y el déficit comercial. 'El sector TIC será uno de los mejores de la Economía el próximo año', auguró Sebastián.

Durante un encuentro con la prensa posterior a su intervención, Sebastián señaló que el Gobierno espera alcanzar este año un consenso con el sector en cuanto a la TDT. 'Queremos una solución de consenso y estamos plenamente convencidos de que lo habrá a lo largo de 2009', dijo.

Por otra parte, el ministro se mostró contrario a la posibilidad de que los usuarios españoles puedan pagar por recibir llamadas de telefonía móvil. Los operadores buscan soluciones para evitar el uso extendido de las 'llamadas perdidas' que no les generan ingresos.