Público
Público

Google planta batalla al párkinson en Internet

Su fundador busca 10.000 enfermos para un gran estudio genético y ambiental de esta dolencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un proyecto emprenderá el primer gran análisis de genes de propensión al párkinson y de factores ambientales de susceptibilidad a esta enfermedad.

La idea, surgida de la alianza entre la empresa de genómica personal 23andMe, la Fundación Michael J. Fox y el Instituto del Párkinson, consiste en reclutar a 10.000 pacientes diagnosticados que deseen donar sus perfiles genéticos e historiales.

Exceptuando el análisis biológico, todo el proceso se moverá en Internet, aplicando modelos de redes sociales. Detrás del ambicioso proyecto está el potente respaldo financiero de uno de los magnates de Google.

La implicación de Sergey Brin, cofundador del mayor buscador de Internet, no es casual. Brin descubrió el año pasado que un bug (error) en su código genético –como él mismo lo describe– le hace entre un 20% y un 80% más propenso a sufrir párkinson que la media de la población. Su madre, de quien heredó esa versión del gen LRRK2, ya padece la enfermedad.

Además de donar una cuantiosa suma al centro médico que trata a su madre en EEUU, Brin contaba con una vía más para plantar cara al azote de esta enfermedad: su mujer, la bióloga Anne Wojcicki, es cofundadora de 23andMe, la compañía que convirtió la genómica personal en el último capricho de los ricos y famosos.

La empresa es conocida por sus spit parties (fiestas de escupitajos), eventos sociales donde la beautiful people de EEUU entrega unas gotas de saliva para hacerse un examen genético.

El test de 23andMe rastrea más de medio millón de variantes genéticas relacionadas con más de 100 enfermedades y rasgos. El usuario accede a sus datos confidenciales en Internet y puede, si lo desea, compartir su información y sus experiencias en una red social on-line.

La iniciativa busca comparar y poner en común marcadores genéticos de 10.000 enfermos. Una web aceptará solicitudes de participación de pacientes diagnosticados de todo el mundo, que obtendrán sus perfiles genéticos completos por 25 dólares (19 euros) en lugar de los 399 dólares (308 euros) que cuesta el servicio de 23andMe. El resto lo sufragará la donación de Brin.

Un comunicado de 23andMe califica el proyecto como 'Investigación 2.0', un modelo que por primera vez aplica el llamado crowdsourcing colaboración de los usuarios a un estudio biomédico. Aunque se ha sugerido la implicación de ciertos genes en el párkinson, se discute cuánto de la enfermedad se debe a la herencia y cuánto a factores ambientales.

'La plataforma web de 23andMe creará una manera nueva de estudiar enfermedades complicadas por interacciones entre genes y ambiente que son difíciles de abordar por métodos tradicionales', dice la compañía.

Para Brin, el genoma humano es una gran base de datos donde “nuestros genes y experiencias individuales se pierden en un mar de ruido estadístico. Pero tomados en conjunto, se convierten en una potente lente de aumento de nuestro interior”.

Los interesados pueden inscribirse en Internet hasta el 22 de marzo. Deben ser enfermos diagnosticados de párkinson. Los seleccionados tienen que pagar 19 euros, donar una muestra de saliva y rellenar varios cuestionarios on-line sobre su historial y síntomas.