Público
Público

"Hay que salvar el barco, pero no el de la industria"

Músicos como Carmen Paris y Tote King se oponen rotundamente a la ley que permitirá el cierre de páginas web sin orden de judicial.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni todos los músicos piensan que la música se muere (en realidad, casi ninguno), ni mucho menos que haya que echar el candado a determinadas páginas web para proteger sus derechos. 'Me parece muy peligroso', advierte la cantante Carmen Paris, una de las participantes en la protesta del sector ante el Ministerio de Industria el martes. 'Con la excusa de defender los derechos de autor, se abre la veda de la censura en Internet', añadió.

Paris reconoce que no sintoniza plenamente con la movilización convocada por Promusicae, donde se leyó un manifiesto nacido en el seno de la industria multinacional del disco. 'Fui por apoyar a mis compañeros, pero no comparto que se reduzca la reivindicación sólo a la piratería. Hay que salvar el barco, pero no sólo el de la industria, también el de la música', subrayó Paris, que volvió a exigir una Ley de la Música, prometida por Zapatero para esta legislatura.

Otro músico que se opone al cierre de páginas web sin orden judicial es el rapero sevillano Tote King. 'Estoy totalmente en contra de esta medida. Si el ser humano ha logrado acercar la música a la sociedad, bienvenida sea', responde desde Sevilla.

Tote King ve positiva la libre circulación de música en la Red. 'Antes la música era un bien escaso, elitista. Ninguno de mis amigos tenía música, y la conseguíamos gracias a que uno tenía un padre rico que le compraba discos. Sin las cintas TDK que me grababa yo hoy no sería músico', explica Tote King, que además es editor: se pagará de su bolsillo su próximo álbum.