Público
Público

El intercambio de archivos es ilegal según Cultura

La nueva campaña antipiratería del Gobierno, 'Si eres legal, eres legal', es clara en el uso de redes P2P: "El intercambio de archivos es ilegal y las redes no son seguras"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Si eres legal, eres legal' es el lema de la nueva campaña antipiratería del Gobierno, que ha sido presentada hoy por el Ministro de Cultura, César Antonio Molina, con el objetivo de 'concienciar al ciudadano sobre el respeto a los derechos de los creadores y las industrias culturales'.

Los mensajes de esta campaña, la tercera organizada por Cultura, insisten en la necesidad de un uso responsable en el consumo de productos y servicios culturales, también en el contexto de las redes, equiparando las conductas infractoras de los derechos de propiedad intelectual a otros actos antisociales, incívicos e insolidarios, como rayar un coche con una llave o fumar en un ascensor junto a una embarazada.

En la campaña aparecen reflejados todos los sectores de la creación, y en ella se hace referencia tanto la piratería física, como la realizada en línea, una piratería recordó el ministro que pone en peligro una industria que representa el 5% del PIB y da empleo a un millón de trabajadores.

En la página web que el ministerio de Cultura ha lanzado de forma paralela a la campaña antipiratería se ofrece lo que denominan 'Las 10 mentiras más difundidas sobre la propiedad intelectual', donde se señala que el P2P es ilegal y muy inseguro.

Lo que está en internet es gratis.
¡Falso! La música, el cine, las imágenes, los textos, los videojuegos que están en Internet han sido creados por personas. Es a ellas a las que corresponde disponer si su utilización es libre y gratuita o, por el contrario, poner un precio a su uso.

Bajarse música o películas de internet es legal.
¡Falso! Cuando los dueños de contenidos autorizan la descarga gratuita, sí es legal. Si la descarga no está autorizada por los titulares de los derechos, tiene lugar una infracción de la propiedad intelectual. En consecuencia, los dueños de esos contenidos pueden acudir a los tribunales ejerciendo acciones civiles, que pueden obligar al infractor al pago de daños y perjuicios.

Si no aparece el símbolo © en un contenido en internet lo puedo utilizar.
¡Falso! La ausencia del símbolo no indica que el contenido es de utilización libre. Para que así sea el titular lo ha tenido que hacer constar expresamente.

Es legal copiar o utilizar un contenido de internet siempre que se cite al autor.
¡Falso! Debemos mencionar la fuente y el autor cuando utilizamos una cita en un trabajo de investigación o en un artículo. En estos casos, el fragmento ha de ser corto y proporcionado al fin de la incorporación. Y si no estamos citando, sino utilizando una obra sin autorización, debemos obtener una autorización del titular.

Cuando intercambio música y contenidos a través de programas peer to peer (P2P), no necesito autorización.
¡Falso! La utilización de estos programas supone la explotación de derechos de propiedad intelectual que no han sido autorizados, por lo que constituye una infracción de los derechos de propiedad intelectual.

Los intercambios de archivos a través de las redes P2P son legales.
¡Falso! Si estos intercambios tienen lugar sin la autorización de los titulares de los derechos de propiedad intelectual, son actos ilegales. Constituyen una violación de los derechos de propiedad intelectual perseguible civilmente y, si además existe ánimo de lucro, pueden ser constitutivos de delito.

Las redes p2p son seguras.
¡Falso! La seguridad es uno de los mayores problemas que plantean estas redes, ya que damos entrada a nuestro ordenador a todos aquellos que estén conectados a ella. Cualquiera puede circular libremente y acceder a nuestros datos: IP, tipo de descargas que estamos haciendo, número de teléfono y otra información de seguridad que figure en el ordenador.

La industria cultural y los artistas ya ganan suficiente así que no perjudico a nadie si no pago.
¡Falso! Los autores, los artistas y las industrias de contenidos de propiedad intelectual tienen el derecho legítimo a ganar dinero, triunfar y tener una carrera exitosa, como ocurre en cualquier sector profesional. No se justifica que a este sector se le discrimine y se cuestione su derecho a ser retribuido.

Las descargas ilegales promocionan a los artistas y a los autores, que ven difundidos sus trabajos y se dan a conocer sin necesidad de la industria.
¡Falso! Detrás de los autores y los artistas hay una industria que les da trabajo, los da a conocer e invierte en ellos. E incluso, para organizar conciertos también es necesaria una maquinaria promocional que sólo garantiza la industria, permitiendo que los autores y los artistas se profesionalicen y consoliden.

El acceso a los productos culturales tiene que ser gratis y eso es lo que consiguen las redes p2p.
¡Falso! Las infracciones de derechos de propiedad intelectual realizadas a través de internet (descargas ilegales) no pueden confundirse con el derecho de acceso a la cultura, una forma de libertad de expresión o de desobediencia civil legítima, ni tampoco como algo inevitable e intrínseco a la red. Las transacciones en la red, al igual que las realizados en el mundo material, deben someterse al respeto básico, al imperio de la ley y a los derechos de propiedad de otras personas.