Público
Público

Pírrica victoria del Blu-ray

El formato ganador en la lucha del DVD de alta definición deberá enfrentarse a la desaparición de los soportes físicos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde el martes, es oficial que el formato Blu-ray es el ganador indiscutido en la guerra de los formatos de DVD de alta definición. La cuestión es, ¿le importa a alguien?

A tenor de las cifras y la evolución del consumo audiovisual, todo parece indicar que el vencedor no va a disfrutar de un territorio virgen sino, en el mejor de los casos, de una parcela colindante a las de otros sistemas que han ido implantándose con menor resonancia mediática, pero con mayor eficacia. No tiene nada que ver con su calidad de imagen y sonido ni con su capacidad de almacenamiento; la pregunta es hasta qué punto los soportes físicos van a seguir siendo claves en el intercambio y uso de los contenidos digitales.

El DVD fue anunciado en septiembre de 1995, y le bastaron pocos años para convertirse en el aparato de mayor éxito en la electrónica de consumo, con cifras de subida anuales de hasta un 200%. Pero su único adversario entonces era el VHS, frente al que ofrecía mayor calidad de imagen y sonido, idiomas, subtítulos o extras.

Hoy, las cosas son muy distintas. Los formatos de compresión y el auge de la banda ancha están convirtiendo a las películas en un material cada vez más fácil de transportar y descargar. Caben en una tarjeta de memoria o en un lápiz USB, y pueden ser traspasadas a través de servidores o sistemas de intercambio de archivos P2P.

'En estos momentos, hay cierta perplejidad en el consumidor', declara Jose Manuel Tourné, secretario general de la Unión Videográfica Española que, como otros profesionales, piensa que las ventas de DVD de alta definición se animarán con un único formato. Mientras, reconoce que 'se están desertizando los cines y los videoclubes y, en televisión, las películas han dejado hace tiempo de estar entre los programas más vistos'. 'Hablar de DVD de alta definición', concluye, 'en un mercado donde la gente es capaz de comprar una película en la manta, aunque se oigan las risas de la sala y se vea mal, es bastante paradójico'.

El papel de la PlayStation 3
Aunque el formato de Sony ha liderado en todo momento las ventas -con un porcentaje del 77,7% , según un informe de Gfk- las cifras están lejos de ser espectaculares. Sony afirma haber vendido unos 600.000 lectores Blu-ray en el país, pero más del 90% son consolas PlayStation, que lo incorporan de serie. Toshiba, por su parte, ha vendido 10.000 HD-DVD, pero un 60% están incluidos en sus ordenadores. El mercado del reproductor de sobremesa parece inclinarse más por los DVD grabadores.

Un reciente informe de In-Stat indica que las ventas mundiales de reproductores de DVD descendieron de 126,4 millones en 2005 a 124,8 el año siguiente, mientras que los grabadores aumentaron de 14 a 16 millones. Unos grabadores que, junto a su disco duro, incorporan cada vez más puertos Ethernet o USB, o lectores de tarjetas, que facilitan la descarga en ellos de todo tipo de material audiovisual sin necesidad de discos.

Tampoco los discos serán necesarios en los nuevos servicios legales de descargas de cine por la Red. Uno de ellos es iTunes Movie Rentals, de Apple, que desde la semana pasada ofrece este servicio, de momento sólo en EEUU. Cuentan, para empezar, con mil títulos, -incluídos estrenos recientes- cien de ellos en alta definición y con sonido Dolby 5:1, que se alquilan por entre 3 y 5 dólares y pueden verse indistintamente en el ordenador o en la televisión.

Apple, precisamente, ha eliminado el lector de DVD en su nuevo portátil MacBookAir. Los motivos para ello, según un portavoz de la firma, es que el CD o el DVD se usan 'básicamente para dos cosas: descargar contenidos en el ordenador o instalar nuevo software, y para eso hay ahora opciones más avanzadas. Tienes conexiones inalámbricas de alta velocidad, o puedes comprar una unidad externa que solo usas cuando la necesitas'. A la pregunta de si otras compañías seguirán este paso, en Apple se limitan a recordar que fueron los primeros en eliminar la disquetera, cuando lanzaron en iBook. 'Hoy hace años que no la utiliza nadie'. ¿Cuánto tiempo más seguiremos usando discos, ya sean de alta definición o no?