Público
Público

El rechazo a las bodas gays en California salpica a Google

Propietarios de páginas web denuncian que el buscador permitió anuncios a favor de la 'Proposición 8' sin permiso ni posibilidad de eliminarlos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El pasado martes, los ciudadanos del estado norteamericano de California no sólo eligieron a Barack Obama como presidente estadounidense sino que también rechazaron en referendum las bodas entre personas del mismo sexo, al aprobar la Proposición 8. Mientras las asociaciones de gays y lesbianas se movilizan en protesta, la polémica en torno a esta proposición también ha llegado hasta Google. Algunos internautas y dueños de páginas web han denunciado que el buscador introdujo publicidad a favor de esta proposición sin contar con su permiso.

Algunos de los sitios web estadounidenses que denunciaron esta situación fueron los sitios ampliamente seguidos, como TechCrunch y Create Digital Music. El día antes de la votación estas webs se encontraron, sin poder hacer nada, con anuncios que respaldaban la Proposición 8, que define el matrimonio exclusivamente como la unión entre un hombre y una mujer y lo veta a homosexuales.

Las webs sobre tecnología y las de Silicon Valley y todo el resto de California fueron los principales blancos de estos anuncios. 'Este anuncio no es sólo algo con lo que no estoy de acuerdo. Podría haber dicho 'Vote por McCain' aunque soy defensor de Obama. El problema es que también es un anuncio que podría ser visto como ofensivo para algunos de los lectores', señala Peter Kirn, de Create Digital Music en declaraciones a 'Times Online'. 'Supone una infracción de la confianza que hemos puesto en los anuncios de Google', añade Kirn.

Kirn trató de utilizar el propio software de Google para eliminar estos anuncios de su web y se puso en contacto con la empresa para denunciar el tema. Pero los anuncios se mantuvieron en su sitio durante varias horas a pesar de sus esfuerzos por eliminarlos.

'Negar un derecho fundamental a una persona, como el matrimonio, es odioso y algo del pasado', escribió Michael Arrington en TechCrunch. 'Google no tiene ninguna obligación de publicar anuncios como éstos, y creo que sería correcto que se prohibieran', añadió.

Ante esta polémica Google decidió hablar poco antes de la votación: 'Google permite anuncios que abogan por una particular posición política, independientemente de las opiniones que representen. En estos momentos estamos permitiendo los anuncios tanto a favor como en contra de la Proposición 8'. Google añadió que existen controles para evitar que los anuncios aparezcan en webs cuyos propietarios pueden sentirse ofendidos; aunque, sin embargo, en este caso no fueron efectivos.