Público
Público

"Los sistemas libres son el futuro de la telefonía móvil"

Director de productos y servicios de Nokia. La compañía ha adquirido y liberado el código del sistema Symbian

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francisco Montalvo (Madrid, 1974) mantiene que Nokia no altera su plan de negocio cuando otros fabricantes lanzan teléfonos y sistemas estrella (en referencia al iPhone, de Apple, y a Android, de Google). Defensor de los programas de código abierto, su compañía compró el pasado junio el sistema operativo móvil Symbian y ha liberado su código.

Los servicios de su portal Ovi, ¿son una forma de hacerle frente a iTunes, de Apple?
Ovi es la marca de servicios de Nokia, con áreas de localización, juegos y música. Dentro de música, acabamos de lanzar Nokia Music Store para los usuarios que deseen adquirir música de pago, con un gestor que funciona tanto en el móvil como en el ordenador. Lo que hacemos es dar una oferta amplia de servicios a los usuarios, porque entendemos que los terminales son capaces de hacer muchas cosas además de hablar. No es una respuesta a nadie, es un complemento de una oferta amplia. No respondemos a nada porque los negocios no funcionan así. En una empresa como Nokia, en la que los planes se hacen con años de antelación, no se puede vivir con esa política de respuesta.

Parecía que a Nokia le estaba costando lanzar su terminal táctil, ¿es cierto?

Nokia lanzó ya un terminal táctil en 2005, el 7710. Entendíamos que iba a existir esa necesidad, como plataforma de pruebas. Hoy nuestra apuesta es el 5800, que estaba planificado desde 2006. Nosotros no lanzamos un teléfono hasta que no podemos garantizar que tiene todo aquello que los usuarios demandan. El 5800 será el primero en incorporar Symbian s.60 en versión 5.0.

Nokia ha comprado Navteq, el principal proveedor de sistemas de cartografía del mundo. ¿Dónde queda Google Maps?

La integración de ambos es compatible. Con la adquisición de Navteq, Nokia pasa a ser el mayor proveedor de mapas de buena parte de los fabricantes de automóviles. Se trata de un área que tiene un potencial tremendo, porque los teléfonos ya son elementos de localización mediante el GPS. Si somos capaces de ampliar las posibilidades de esos terminales con información valiosa para el usuario, podemos crecer mucho. Si voy en mi coche y estoy pasando cerca de una gasolinera, y mi teléfono me informa de que esa gasolinera tiene su producto en oferta, seguramente me interese. Son los servicios relacionados con el contexto. Los de localización ya son un hecho, no aportan un elemento diferenciador en móviles. Por eso hemos comprado Navteq, para trabajar en el desarrollo de nuevas aplicaciones. Ahora estos servicios están en fase de experimentación, tratando de entender hasta qué punto el usuario los considera una ventaja. Sólo una compañía que tenga el proveedor de mapas, el software y hardware tiene una posición privilegiada.

En 2007, Nokia vendió el 40% del total del terminales. ¿Les afectó la salida del iPhone?
Nosotros somos uno de los fabricantes menos expuestos al impacto de otros lanzamiento por nuestra cuota.

¿Qué supone que Symbian pase a ser un sistema operativo abierto?
Si Nokia como fabricante puede tener su oferta de servicios, y liberando el software puede ofrecer más, es una buena noticia. Hay desarrolladores en el mercado con ideas muy buenas.

Pero el código no será abierto hasta 2010...
Ahora mismo Symbian ya es un sistema abierto, que permite que terceros desarrollen aplicaciones. Lo que se ha dado es un paso más: que la gente pueda interactuar con ese código interno para enriquecerlo. Desde el año 2003, cualquiera puede desarrollar una aplicación para Symbian. Si algún día los usuarios apuestan por otro sistema operativo, Nokia lo estudiará, aunque nosotros hoy apostamos por Symbian. Los sistemas operativos móviles de código abierto serán el futuro en telefonía cuando sea fácil retomar las ventajas que ofrece el código abierto para convertirlas en ventajas para el usuario. El futuro pasa por ellos ya que permiten la interacción entre la comunidad de desarrolladores y el dispositivo en sí mismo. Pero hay que traducirlo en ventajas para el consumidor.