Público
Público

Un teclado que 'adivina' la posición de los dedos en la pantalla

Microsoft patenta una tecnología que detecta la posición de las manos y la distancia entre los dedos para desplegar un teclado virtual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Parece que Microsoft esta vez no quiere dejar escapar las posibilidades de futuro que ofrecen las pantallas táctiles como sistemas de control de ordenadores y otros dispositivos electrónicos.

Después de ser una de las pocas compañías que apostó desde muy temprano (y con poco acierto) por esta tecnología incorporada en los ordenadores, ahora, tras el éxito del iPhone y con la inminente llegada de su nuevo sistema operativo, Windows 7, tras el fiasco de Vista, ahora los de Redmond ha dado un paso más en el registro de tecnologías relacionadas con el control táctil.

Parece que los de Windows han encontrado la manera de hacer teclados en pantallas multitáctiles que funcionen como los teclados 'reales'.

Hasta ahora, el problema con los teclados en pantalla es que el usuario tiene que mirar la pantalla para 'pulsar' las teclas correctamente. Con teclados reales, con algo de destreza, es posible mecanografiar a gran velocidad sin necesidad de tener que mirar hacia el teclado, ya que existen referencias físicas para la correcta posición de las manos. En un teclado en pantallas táctiles estas referencias se pierden.

La patente se describe del siguiente modo. 'Un aparato con teclado virtual que incluye una pantalla con superficie sensible al tacto configurada para detectar una señal de contacto de, al menos, el toque de un dedo y el toque de la palma de una mano de un usuario. Además, un programa configurado para generar un teclado virtual en esa pantalla con un diseño y dimensiones basados, en parte, en las distancias entre el toque de palma y el toque del dedo detectados'.

De este modo, cuando el usuario coloque las manos en cualquier lugar de la pantalla el sistema podrá alinear automáticamente las teclas según la posición de las manos. Dado que las teclas están siempre en la misma posición en relación a los dedos, el usuario no necesitará ningún punto de referencia porque las teclas serán las que se sitúen en la posición adecuada según los dedos.