Público
Público

El telescopio gigante será más pequeño

Problemas de presupuesto limitan el tamaño del observatorio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La falta de presupuesto ha obligado a reducir el tamaño del que será el mayor teles-copio óptico terrestre, el ELT. El futuro telescopio, que se construirá en Chile, pasará de los 42 metros de diámetro de su espejo planificados inicialmente a 39, según ha informado el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés), responsable del proyecto. La decisión, que no se hará oficial hasta la reunión del consejo del ESO que tendrá lugar en diciembre, pretende reducir los costes en casi un 20%, pasando de los 1.275 millones de euros, que indican los estudios preliminares, a los 1.050 millones.

La reducción de tamaño afectará principalmente al espe-jo primario, formado por cientos de pequeños espejos. El recorte supondrá eliminar el anillo exterior, perdiendo casi tres metros. Pese a todo, el ELT seguirá siendo el proyecto de telescopio más grande del mundo, nueve metros mayor que su competidor, el TMT (Telescopio de Treinta Metros) que se instalará en Hawai.

La carrera establecida entre Europa y EEUU por construir el primer telescopio gigante también ha influido en la decisión. Aunque desde el ESO han insistido en que el problema de fondo es la financiación, reconocen que el año de retraso que ya lleva el proyecto también ha pesado en la decisión y han asegurado que el tiempo que se ganará permitirá recuperar los plazos del proyecto, de forma que el telescopio esté finalizado en el año 2022. 'Hay una carrera entre los proyectos de telescopios gigantes. El primero en entrar en funcionamiento puede pisar descubrimientos importantes al segundo', dice el portavoz del ESO en España.

Con respecto a las posibles consecuencias que este recorte puede tener de cara a futuras observaciones, el ESO asegura que el telescopio tendrá unas propiedades muy similares al diseño inicial, de modo que los principales objetivos científicos no se verán afectados. No obstante, para la investigación de planetas similares a la Tierra, uno de los objetivos del telescopio, esta reducción puede resultar significativa, según afirma Ignasi Ribas, investigador del Instituto de Ciencias del Espacio. 'El telescopio de 42 metros ya estaba en el límite para estu-diar la caracterización de estos planetas, ahora resultará mucho más difícil realizar esas observaciones'.