Publicado: 26.01.2011 08:00 |Actualizado: 26.01.2011 08:00

El 'templo' de la homeopatía, pagado por los madrileños

Esperanza Aguirre destinó 1,7 millones a recuperar el Instituto Homeopático

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con dosis ínfimas de una sustancia que provoca alguna enfermedad, con esas dosis muy pequeñas, se cura esa enfermedad", resumía Esperanza Aguirre su visión de la pseudomedicina homeopática, una lectura de las supuestas capacidades de estas terapias que carecen de respaldo científico. La presidenta de los madrileños realizaba este discurso en enero del año pasado, durante la inauguración del Instituto Homeopático y Hospital de San José, un "centro de referencia nacional de la divulgación científica", definió. En realidad, se trata del mayor centro de difusión de las llamadas terapias no convencionales, en el que se divulgan estas técnicas e incluso se pasa consulta.

El lunes se presentó allí la sociedad Semefarte, un lobby para difundir presuntas terapias como el reiki, las flores de Bach y la aromaterapia. Aguirre estaba invitada al acto pero finalmente no acudió "por cualquier cosa", según fuentes de la presidencia madrileña. La sociedad, que tendrá como sede el propio instituto, está financiada por la industria que comercializa estos tratamientos con la intención de divulgarlos y conseguir un diálogo con las autoridades que ayude a regularlos.

La presidenta lo alabó como «centro científico de referencia»

El centro, que se levantó hace 133 años en la calle Eloy Gonzalo de Madrid, se restauró recientemente después de tres décadas cerrado por su mal estado. Las obras para recuperar el edificio se justificaron después de que Alberto Ruiz-Gallardón lo declarara Bien de Interés Cultural en su etapa de presidente madrileño. La Comunidad de Madrid puso 1,7 millones de euros de los más de tres que costó el lavado de cara y de cimientos.

Aguirre expresó su "satisfacción por poner a disposición de los madrileños" este centro de "enseñanza e investigación científica". Un centro que pertenece a una fundación presidida por Adolfo La Fuente, vicario general de Fundaciones del Arzobispado de Madrid, dueña del edificio.

Ciudadanos de 24 países tienen previsto suicidarse conjuntamente a las 10.23 horas del día 5 de febrero. Sin embargo, el evento, que tendrá lugar en 50 ciudades (incluidas Madrid, Barcelona, Gijón, Zaragoza y León), no debe alertar a las autoridades de estos lugares. Únicamente se trata de provocarse una sobredosis de productos homeopáticos como parte de una protesta masiva global contra estos presuntos remedios alternativos. "La mayoría de la gente no sabe que las pastillas homeopáticas no son remedios naturales. Incluso los homeópatas reconocen que sus pastillas no contienen nada más que agua y azúcar", aseguran los organizadores del evento, que impulsa la Sociedad Escéptica Merseyside a través de la web www.1023.org.uk.