Publicado: 30.07.2014 17:40 |Actualizado: 30.07.2014 17:40

Una terapia con un fármaco contra el VIH puede frenar el cáncer de hígado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una investigación realizada con ratones ha constatado que la administración de un fármaco empleado en la lucha contra el VIH -"Maraviroc"- previene el desarrollo de lesiones hepáticas y del cáncer de hígado, por lo que abre la vía a posibles terapias frente a este tipo de tumor.

Este es uno de los resultados de una investigación desarrollada por un grupo de especialistas en Oncología y Enfermedades Infecciosas del Hospital San Pedro de Logroño y del Centro de Investigación Biomédica de La Rioja (Cibir).

José Antonio Oteo, gerente del Cibir, ha detallado que este grupo de investigadores también ha comprobado en ratones que este mismo fármaco es eficaz, además, en la prevención del hígado graso no alcohólico, que es una de las lesiones que pueden acabar en cirrosis o cáncer de hígado.

Ha indicado que, una vez finalizada esta investigación con ratones, su deseo es que en 2015 pueda iniciarse la fase clínica en humanos, para lo que se busca financiación, aunque es "muy costoso".

Hasta dentro de cinco años no podrá demostrarse su eficacia en humanos

El investigador ha resaltado que serán necesarios, al menos, entre cuatro o cinco años para demostrar la eficacia del resultado en humanos de estos ensayos, sobre todo en los casos de hígado graso no alcohólico. Ha precisado que, aunque los ensayos se han realizado con el "Maraviroc", otras moléculas parecidas podrían ser también eficaces para frenar el desarrollo del cáncer de hígado, aunque es una cuestión que tendría que demostrarse.

Ha dicho que este fármaco se emplea en la lucha contra el VIH mediante el bloqueo de la proteína CCR5, presente en múltiples células del sistema inmunológico humano, incluidas las del hígado.

Esas células del hígado, en las que está presente la proteína CCR5, ha aclarado el científico, son las responsables de producir los medidores de la información que pueden causar daño hepático y, finalmente, fibrosis, cirrosis y cáncer de hígado.

Cada año se diagnostica cáncer de hígado a un millón de personas en todo el mundo

Oteo ha incidido en el alcance de este hallazgo porque, globalmente, el cáncer de hígado representa un importante problema sanitario, ya que cada año se diagnostica cerca de un millón de pacientes en el mundo y en España más de 3.000 casos. El principal problema al que se enfrentan los profesionales ante este tipo de cáncer, ha precisado, es su mal pronóstico, dado que hay múltiples factores que favorecen su desarrollo.

También ha explicado que los pacientes infectados por el VIH presentan un elevado riesgo para la aparición de cierto tipo de tumores, entre los que está el cáncer de hígado, ya que, con los actuales tratamientos, no mueren de sida, pero sí presentan más inflamaciones hepáticas.

En este estudio con ratones se apreció que, al aplicarles el "Maraviroc", desarrollaron más tarde las complicaciones derivadas de la inflamación, como en el caso del VIH, o dejaron de desarrollarlo en el caso del hígado graso no alcohólico, que es una enfermedad de origen metabólico que consiste en la acumulación de grasa en las células hepáticas.

El consejero de Salud del Gobierno de La Rioja, José Ignacio Nieto ha destacado "la calidad del trabajo investigador que se desarrolla en el Cibir desde su inauguración en 2008 y ha asegurado que en este tiempo "se ha consolidado como un centro investigador de primera magnitud y un referente en el estudio de determinadas patologías"