Público
Público

La terapia sin fármacos retrasa el alzhéimer hasta un año

Un equipo de expertos pide que estos tratamientos sean prescritos por médicos 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El uso de algunos tratamientos no farmacológicos (TNF) contra el alzhéimer puede retrasar el desarrollo de sus síntomas hasta un año, según los resultados de una investigación internacional presentada ayer. El trabajo, coordinado por la Fundación Maria Wolf, demuestra los beneficios de estas terapias, lo que las hace susceptibles de ser prescritas por los médicos. 'Actualmente no se prevé el desarrollo de una cura efectiva contra el alzhéimer a largo plazo, lo que enfatiza la importancia de este tipo de tratamientos', explicó el neurólogo de la fundación Jordi Peña-Casanova.

Las TNF se refieren a 'tratamientos sin intervención química, cuyos beneficios pueden ser demostrables científicamente y replicables en todos los pacientes', explica el neurólogo Rubén Muñiz. Los investigadores analizaron 1.313 estudios y concluyeron que las TNF tienen un abanico muy amplio de efectos clínicos positivos.

De entre las 21 TNF válidas para el equipo, el estudio destaca el uso de las intervenciones multicomponente, que consisten en estimular varias partes del cerebro y del cuerpo de forma conjunta. Una parte de este tratamiento incluye la estimulación cognitiva basada en recordar la vida pasada y ejecutar problemas de cálculo y lenguaje. También hace referencia a la actividad física con ejercicios respiratorios, musculares y de equilibrio. 'La combinación de estos tratamientos resulta más efectiva', explica Muñiz.

Los efectos demostrables de las TNF 'validan sus beneficios, lo que estimula a la generalización de su prescripción médica', asegura Muñiz a Público. Si las TNF se aceptan como tratamiento contra el alzhéimer, 'se podrá exigir a la administración pública que invierta en más centros de día para que los enfermos puedan recibir estas terapias', alega el presidente de la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzhéimer, Emilio Marmaneu.

 La Asociación Nacional del Alzhéimer (AFAL Contigo), en colaboración con la Fundación Mutua Madrileña, presentó ayer en Madrid una guía de información acerca de la enfermedad titulada ‘100 consejos para el cuidador de un enfermo de alzhéimer’. El libro, del que se han editado 20.000 ejemplares, será distribuido gratuitamente entre familiares de enfermos que se ocupen en casa del cuidado de los mismos. AFAL estima que en España hay unos 800.000 afectados por la enfermedad y que un 80% continúa viviendo en el hogar familiar.
Por este motivo, ambas instituciones llevan desde marzo organizando cursos presenciales de formación a familiares. Ahora han trasladado este proyecto a la red y han creado la primera página web española destinada a cuidadores no profesionales: www.afal.es/cursofamiliaresmutua. Allí podrán obtener información para enfrentarse a la enfermedad, participar en foros donde compartir sus experiencias y realizar un curso de formación online, de 21 módulos, en el que podrán resolver sus dudas chateando con profesionales de AFAL.